Servicios Municipales

Podemos exige avances en la adjudicación del contrato de Deportes

  • Su coordinador asegura que estaba previsto que en diciembre pasara por pleno un nuevo paso administrativo que no se ha cumplido

Interior del pabellón del Parque Almirante Laulhé, en una imagen de archivo. Interior del pabellón del Parque Almirante Laulhé, en una imagen de archivo.

Interior del pabellón del Parque Almirante Laulhé, en una imagen de archivo. / Román Ríos

Podemos San Fernando ha exigido al equipo de gobierno local que adjudique ya el contrato unificado del Patronato Municipal de Deportes. "Aseguraron que estaría para el pasado pleno de diciembre para que se requiriera a la empresa con más puntuación una subsanación de documentación, aunque estamos a mediados de enero y todavía nada", advierte su coordinador, Ernesto Díaz.

La formación morada recuerda que el gobierno municipal anunció a principios de mandato que descartaba la municipalización, algo que criticaron "porque un servicio público debe garantizarse desde lo público y no desde la concesión, que lo que hace es que las empresas privadas se lleven un beneficio que no les corresponde". La intención era redactar un contrato único que aglutinara las diferentes labores que se desarrollan con distintos contratos y a los trabajadores que las desempeñan. "Sin embargo tres años después todavía dicho contrato no está encima de la mesa", se queja Díaz.

Esta situación está provocando incertidumbre en la plantilla del Patronato de Deportes, más de medio centenar de personas, cuestiona el líder de Podemos, que lamenta que no se hayan apaciguado las dudas sobre el "futuro laboral inmediato" de estos empleados. Por ello, exige a la alcaldesa, Patricia Cavada, que presente "cuanto antes uno de los contratos más importantes dentro del Ayuntamiento de San Fernando". Podemos quiere saber además las razones del retraso del proceso de licitación del contrato. 

Hay que recordar que los servicios de atención al ciudadano, limpieza, mantenimiento, secretaría o de monitores de las instalaciones deportivas se cubren con hasta once contratos y nueve empresas. Algunas empresas realizan una labor en un espacio, pero se encargan de una tarea distinta con otro contrato o en otras instalaciones. Para subsanar esa situación, que el propio equipo de gobierno tildaba de "una locura", se planteó la puesta en marcha de contratos puentes para aguardar al final del último de los contratos en vigor y sacar entonces a licitación un contrato unificado. Entre otras cuestiones, este paso pretendía corregir el problema que surge al tener que pagar facturas de servicios cuyo acuerdo ha expirado.

La formación morada exige que el Ayuntamiento haga público los plazos del proceso de licitación "para asegurar la transparencia en la gestión". El nuevo contrato es necesario, insiste el también portavoz de Sí Se Puede, para el buen funcionamiento de los servicios públicos y para garantizar los derechos de los trabajadores.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios