Navantia | Corbetas para Arabia Los astilleros de San Fernando festejan el corte de chapa

  • Este acto simbólico representa un hito importante para la construcción naval en San Fernando y la Bahía

  • Autoridades militares de Arabia Saudí y de España asisten al acto en la antigua Bazán

Corte de chapas para la primera corbeta de Arabia

Comentarios 2

La expectación ha sido máxima esta mañana en el astillero de San Fernando donde estaba previsto el primer corte de chapa de las corbetas que Navantia construye para Arabia Saudí, un día para festejar en las instalaciones de La Carraca que nadie ha querido perderse. El contraalmirante Fahad Ali Alfuraidan ha sido el encargado de pulsar el mecanismo para que la máquina comenzara con esta simbólica operación. Representantes de la Armada Española y de la compañía naval estaban presentes.

Antes del esperado momento, al que han acudido algunos trabajadores, una de las naves de la antigua Bazán ha acogido el acto de presentación en el que han intervenido el director de Navantia en la Bahía de Cádiz, Pablo López; la presidenta de Navantia, Susana de Sarriá; y el director de Navantia San Fernando (responsable del programa de las corbetas), José Antonio Rodríguez Poch. Para la cita se ha reunido a más de 500 trabajadores, "buena parte de la plantilla que diseñará y construirá los buques y sus sistemas integrados", señala la compañía en una nota. Por parte de la delegación saudí han estado el contraalmirante Fahad Ali Alfuraidan, segundo del Estado Mayor de la Marina; el almirante Ayed Mohammed Aldossary o el capitán Abdullah Salem Alshehri, entre otros. La representación española la ha encabezado el almirante José Luis Urcelay Verdugo, segundo jefe del Estado Mayor de la Defensa.

Ha abierto las alocuciones Pablo López que ha dejado claro que de Navantia "todos daremos el máximo de nosotros y estaremos al altura para dar el máximo de nuestras capacidades con la premisa de consecución de los plazos y de todos los exigentes retos que nos esperan en este contrato". Según los datos que han aportado durante la mañana, la planificación contempla que la puesta de quilla se produzca el próximo mes de agosto, para ir trabajando en grada para una "hipotética botadura", en palabras de Rodríguez Poch, en abril de 2020. Su entrega está planeada para dentro de 35 meses. El director de Navantia Bahía de Cádiz ha añadido que este año se empezará a construir "tres corbetas y pondremos la quilla de dos de ellas. Es un reto extraordinario, pero lo conseguiremos".

La construcción de las corbetas se traducirá en 7 millones de horas de trabajo, 6.000 empleos directos, de la industria auxiliar e inducidos

El director de los astilleros de La Carraca ha expuesto las magnitudes y parámetros del programa de las corbetas con una presentación "no al uso", al servirse de comparaciones peculiares para ello. En toneladas de acero, ha hecho mención antes los presentes, la corbeta tiene prácticamente las mismas que las dos torretas eléctricas de Puntales (en la Bahía). "Para que se hagan una idea las cinco corbetas se acercarían a las que tiene la Torre Eiffel, 7.000 toneladas. Cada grúa pórtico de Puerto Real tiene 1.400", ha apuntado. De eslora el barco alcanza la longitud de un campo de fútbol internacional, 107 metros. "En longitud de cable la corbeta tiene 230 kilómetros", ha comentado, por lo que se tirara el hilo casi se podría llegar a la Estación Internacional que "rota en órbita a 300 kilómetros".

Que la potencia eléctrica que puede generar cada una de las corbetas podrían alimentar a 528 viviendas; los motores MTU llegan a una potencia cada uno de 5.920 kw, que generarían 23.680 kw, lo mismo aproximadamente que 32 Ferraris; su autonomía le permitiría cruzar sin problemas el Atlántico; tiene la posibilidad de desplazamiento de hasta 500 elefantes; producirá 30.000 litros de agua potable al día, lo equivalente a 10 camiones cisterna; el sistema integrado de control de plataforma puede controlar unos 12.500 impulsos y señales, "el doble que el aeropuerto de Sevilla"; o que el sistema de combate Catiz posea 5 millones de líneas de código son algunos de los apuntes que ha ofrecido en sus explicaciones.

Por su parte, De Sarriá ha destacado la confianza que el SAMI, la empresa estatal saudí Arabian Military Industries, siempre ha tenido en Navantia aun cuando el acuerdo no se había cerrado. "No hemos dejado de trabajar, avanzando en el perfeccionamiento del contrato, en las compras, en el desarrollo de ingeniería. Siempre confiando en que el contrato se iba a concretar", ha reconocido. La construcción de las corbetas en el astillero de San Fernando se traducirá, según sus estimaciones, en 7 millones de horas de trabajo, lo que supone 6.000 empleos anuales, entre los directos, los de la industria colaboradora y los inducidos. 

El corte de chapa que se realizó a continuación correspondía a una plancha del bloque 401 de la cámara de máquinas del buque, de 12x2,4 metros, un espesor de 7 milímetros y un peso de 1.254 kilogramos.

 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios