San Fernando

Diez marchas para sobrellevar la Semana Santa del coronavirus en San Fernando

  • Hemos puesto banda sonora a este Domingo de Ramos para lidiar desde casa con esta Semana Santa sin procesiones y esta es nuestra antología de marchas 

Una banda de música, la Municipal de Chiclana, durante la Semana Santa. Una banda de música, la Municipal de Chiclana, durante la Semana Santa.

Una banda de música, la Municipal de Chiclana, durante la Semana Santa. / Román Ríos (San Fernando)

Le hemos puesto banda sonora a esta Semana Santa sin procesiones marcada por la pandemia del coronavirus y el estado de alarma que obliga a quedarse en casa y nos ha salido esta antología isleña. Cierto que no todas las marchas son de La Isla o dedicadas a los titulares de las hermandades de San Fernando pero nos resulta difícil pensar en una Semana Santa en la que no estuvieran presentes estas composiciones. El repertorio -avisamos- tira mucho de la nostalgia y de las emociones. En definitiva, hoy es Domingo de Ramos. Ahí va: 

1. Cristo Rey en La Salle 

La marcha de agrupación musical que pone música a los primeros momentos de la Semana Santa de San Fernando, cuando el misterio que tallara Miñarro sale de la capilla de La Salle y enfila la calle Real, es todo un clásico que necesariamente tenía que figurar en esta selección. La obra de Miguel Ángel Román García data de 1994 y para nosotros es una de las composiciones imprescindibles del Domingo de Ramos. 

2. Amarguras 

Que sí, que la obra de Font de Anta no es ni mucho menos exclusiva de La Isla y que constituye todo un himno de la Semana Santa en cualquier lugar que se precie. ¿Pero se imaginan un Lunes Santo sin escucharla? La marcha es todo un clásico cofrade y un clásico también de la tarde en la que salen los Estudiantes del Cristo. 

3. La Oración en el Huerto

La marcha que Agripino Lozano dedicara al titular de la hermandad de la Oración en el Huerto allá por los años 70 se ha convertido con el paso de los años en una de las composiciones cofrades más conocidas de San Fernando y en una de las piezas que más se interpretan fuera de nuestras fronteras. Eso sí, en su adaptación para agrupación musical.

4. Caridad para mi hijo 

Seguimos quedándonos en el Martes Santo con una de las marchas más conocidas de José Ribera Tordera: Caridad para mi Hijo. Dedicada a la hermandad de San Francisco y compuesta en 1993 es una pieza que se identifica especialmente con la Semana Santa isleña. 

5. La Vera Cruz 

Una auténtica joya del patrimonio musical isleño que tiene la virtud de ser también esa banda sonora de las cofradías 'de las antiguas'. Nos referimos a La Vera Cruz, de Camilo Pérez Monllor. La obra, de una gran elegancia, data de 1914. 

6. Misericordia isleña 

Una marcha de cornetas y tambores dedicada a la hermandad del Jueves Santo que cada vez que suena nos devuelve a esa Semana Santa de otros tiempos. Compuesta en 1986 por Luis A. Miraut, forma parte del repertorio de las grandes bandas de cornetas y no es raro escucharla en Sevilla y otras localidades. 

7. Jesús Nazareno

La marcha de Juan José Puntas Fernández y Rafael Huertas Soria dedicada al Regidor Perpetuo de La Isla es todo un icono de la Semana Santa isleña que no puede faltar en esta selección para lidiar con una Semana Santa sin procesiones y, claro está, sin una madrugada del Viernes Santo para acompañar a Nuestro Padre Jesús Nazareno.

8. A mi capataz 

La década de los 90 fueron años dorados para la música cofrade isleña. Dedicada también a la hermandad del Nazareno está esta marcha procesional de José González García en 1992 que inevitablemente forma parte de esa banda sonora de sentimientos y emociones que suena cuando piensa en la Semana Santa de La Isla. 

 

9. Esperanza del Silencio

La marcha, también obra de José González García, es otra de las indispensables en el repertorio isleño. Dedicada a la titular de la hermandad de la Expiración, resulta difícil no recrear en la imaginacion al paso de palio de la Esperanza en la noche del Jueves Santo cuando se escucha. 

10. Mater Mea

Si hay una marcha que se asocia a San Fernando y a su Semana Santa es el clásico de Mater Mea, de Ricardo Dorado (1962) que tradicionalmente suena a la recogida de la hermandad de la Soledad en la Iglesia Mayor. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios