Vecinos

Denuncian filtraciones de aguas fecales en unos garajes de la calle San Nicolás en San Fernando

  • Uno de los afectados critica que la empresa de alcantarillado siga sin resolver el problema casi tres meses después

  • Hidralia asegura que no ha dejando de trabajar para arreglar la fuga en la red

Uno de los garajes de San Nicolás afectado por las filtraciones de aguas fecales.

Uno de los garajes de San Nicolás afectado por las filtraciones de aguas fecales. / J.C.

Joaquín de la Cruz está desesperado. Vive en San Marcos y entra por la parte de atrás de su vivienda a los garajes de San Nicolás, 58 donde tiene su vehículo, pero desde hace unos meses sufre filtraciones de aguas fecales que no se han arreglado aún. Sus reclamaciones y las del administrador de fincas a la empresa concesionaria del alcantarillado no han surtido el efecto deseado.  "La peste es insoportable y cada vez que bajo cojo la fregona y lejía para secar", apunta.

Hace tres meses que vieron que comenzaba a colarse en ese sótano, entre los garajes 9 y 10, aguas negras por lo que avisaron al administración de la finca que llamó al seguro. Las comprobaciones del perito confirmaron que se trataba de un problema externo y por tanto debía ser atendida por la responsable del alcantarillado, la empresa Hidralia. "Se contactó con ellos que vinieron y abrieron donde está la arqueta de aguas fecales que hay en la fachada de la oficina municipal de Hacienda en la Ronda del Estero", detalla este vecino afectado. 

Socavón abierto junto a un arqueta de fecales en la fechada de la oficina de Hacienda por las filtraciones en San Nicolás, 58. Socavón abierto junto a un arqueta de fecales en la fechada de la oficina de Hacienda por las filtraciones en San Nicolás, 58.

Socavón abierto junto a un arqueta de fecales en la fechada de la oficina de Hacienda por las filtraciones en San Nicolás, 58. / J.C.

"Eso fue a finales de junio, pero después de más de dos meses, el socavón sigue igual, sigue habiendo filtraciones. Hemos puesto reclamaciones, se ha hablado con los responsables de la empresa, pero no han solucionado nada", se queja Joaquín. Las aguas sucias ya se han introducido en los propios garajes, molestando a los usuarios que tienen que limpiar constantemente, pero también a los que tiene su coche en ese sótano porque el olor resulta insufrible en un lugar cerrado. "Ya no entro con mi nieta, de 21 meses, tengo que sacar el coche a la calle para meterla", apunta. 

De la Cruz no entiende cómo puede ser tan difícil arreglar el problema, "no se puede tardar tanto tiempo", porque además ese retraso agrava la situación, abunda.

Desde Hidralia aseguran que "no se ha dejado de trabajar" para arreglar las filtraciones, y que ha sido necesario un trabajo interno, técnico, que ha incluido solicitar a la empresa municipal de suelo (Esisa) los planos de la red. A partir de la próxima semana pretenden poner en marcha la obra para solucionar el problema.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios