San Fernando

Coronavirus en San Fernando: El último balonazo del 'Grupo Por...'

  • En el frente solidario de la batalla que se libra el Covid-19 se incluye la iniciativa Gente con Alma

  • De organizar una pasarela de moda pasaron de un día para otro a montar una red solidaria para confeccionar mascarillas y adquirir material de protección

  • Ahora han habilitado varios puntos de reparto para llegar a la ciudadanía 

Preparando lotes para su reparto y atendiendo la 'logística' para adqurir material de protección.

Preparando lotes para su reparto y atendiendo la 'logística' para adqurir material de protección. / Román Ríos (San Fernando)

Pasaron de la noche a la mañana de organizar una pasarela de moda solidaria que se iba a celebrar entre el 20 y el 21 de marzo a verse inmersos en un auténtico 'operativo' dedicado a adquirir y repartir por todas partes equipos y material de protección cuyo alcance ni ellos mismos podían sospechar tan solo unos días antes. Es una de las muchas historias de generosidad que dejan los malos tiempos del confinamiento y el coronavirus. Y es también el último balonazo del llamado 'Grupo Por...', la iniciativa solidaria promovida en 2012 por una pandilla de amigos que en su infancia se dedicaban a jugar al fútbol en las calles del Cristo Viejo y cuya primera acción, por eso mismo, tuvo por objeto ayudar a la rehabilitación de su capilla. 

Ni siquiera se lo pensaron cuando en los primeros días de la crisis la falta de guantes y mascarillas era un clamor en todas partes, especialmente en los centros sanitarios. Así que en tan solo unas horas pasaron de estar hablando con tiendas y profesionales de la moda para la pasarela solidaria -rebautizada este año con el nombre de Alma- a dedicar todas sus energías a hacerse con material de protección y a su posterior reparto, una tarea que requiere de muchas horas, de mucha organización y de mucha logística pero que se hace, de eso no cabe duda, "con muchas ganas y mucho corazón". 

Esta semana hacían balance del trabajo llevado a cabo en las últimas semanas: más de 3.000 euros recaudados, 4.500 mascarillas, tanto de tela como quirúrgicas, más de 7.000 guantes de látex, casi 3.000 gorros quirúrgicos, más de un millar de patucos, medio centenar de toallas y batas y un gran número de botes de gel hidroalcohólico. Aunque la cifra, claro está, crece cada día. El trabajo -dice uno de los integrantes del 'Grupo Por...' cuya casa se ha convertido en uno de los puntos claves de toda la logística- no para en ningún momento. 

Lotes dispuestos para ser repartidos por el 'Grupo Por..'. Lotes dispuestos para ser repartidos por el 'Grupo Por..'.

Lotes dispuestos para ser repartidos por el 'Grupo Por..'. / Román Ríos (San Fernando)

Entre las entidades a las que han llegado repartiendo batas, guantes, mascarillas y diverso material de protección se encuentran el Hospital de San Carlos, el Hospital Puerta del Mar, el Hospital Clínico de Puerto Real y el Hospital Santa María del Puerto, entre otros. Pero también centros asistenciales como la residencia de Alzheimer 'AFA Vitae', la residencia Cruz Roja, UPACE, la residencia de ancianos Virgen del Carmen, Vitalia, el comedor social El Pan Nuestro y el Hogar Social Francisco Jiménez Ponce, centros todos de San Fernando; Asprodeme, en Puerto Real; la residencia municipal de ancianos, en Rota; la residencia de mayores San Juan de Dios y Fragela, en Cádiz; y Autismo Cádiz y Vitalia en Jerez, entre otros.

La iniciativa, denominada Gente con Alma, sigue dos líneas de actuación. Por un lado, la adquisición de material para confeccionar mascarillas, con telas tnt y pool, "que es menos porosa e impermeable". Hay cerca de medio centenar de costureras empleadas en esta tarea porque en esta historia -insisten desde el 'Grupo Por...'- hay mucha gente colaborando. El resultado -apuntan- es una mascarilla no homologada, evidentemente, pero sí muy similar a las que se utilizan en el ámbito profesional. 

Mascarillas 'con alma'. Mascarillas 'con alma'.

Mascarillas 'con alma'. / Román Ríos (San Fernando)

La otra línea de actuación pasa por acceder directamente a los proveedores de material sanitario para adquirir lo que se pueda en función de lo que haya en stock y del dinero que se tenga en ese momento: guantes, gorros quirúrgicos, batas desechables, hidrogeles, patucos... y tambien mascarillas. 

Ahí es donde, precisamente, han visto cómo los precios bailan en tan solo unas horas en estos tiempos de coronavirus. "Una caja de guantes, por ejemplo, puede pasar de costar cuatro euros a ocho en una día", precisan. 

Aunque ello no les impide seguir adelante con su labor solidaria. Las donaciones, tanto de material como económicas, son claves para ello. Para ello se ha habilitado un número de cuenta: ES14 2100 8597 6302 0012 0999. Al mismo tiempo, se facilita un número de teléfono para contactar únicamente mediante Whatsapp a través del 634 557 264 y la dirección de correo electrónico asociaciongrupopor@gmail.com para canalizar tanto las donaciones de material como las peticiones de entrega de equipos de protección individual para quien lo precise. A diario reciben solicitudes... Y se intenta atender a todas. 

Aunque la actividad solidaria del 'Grupo Por...' se ha ido amoldando a lo largo de las semanas que arrastra la crisis del coronavirus para ir dando respuesta a las necesidades que surgen. Así, si en primera instancia se trataba de abastecer de material de protección a los que estaban en primera línea de la batalla, los profesionales sanitarios y miembros de los cuerpos y fuerzas de seguridad, ahora -sin dejar de atender el primer objetivo- se quiere dar respuesta a los ciudadanos, que demandan guantes y mascarillas a las que difícilmente tienen acceso si no es por alguna de estas iniciativas solidarias.

Para ello se han habilitado distintos puntos: los dos mercados municipales, el Central y el de San Antonio y el Carrefour de Bahía Sur, a los que se han añadido la frutería Borrego y la tienda de informática Advanz. La idea es llegar a todos los ciudadanos que lo necesiten. 

Reparto de mascarillas en el punto habilitado en el Mercado de San Antonio. Reparto de mascarillas en el punto habilitado en el Mercado de San Antonio.

Reparto de mascarillas en el punto habilitado en el Mercado de San Antonio. / Román Ríos (San Fernando)

Ahí es donde entran en juego también otra parte vital de la iniciativa, los repartidores, los que se encargan tanto de llevar las telas a los domicilios de los que se encargan de cortarlas como de las costureras que hacen las mascarillas o, incluso, de los que preparan los lotes debidamente empaquetados para su posterior reparto. También son los que luego llevan el material a su destino. Estos repartidores (son dos) tienen autorización de la Policía Local y Nacional para llevar a cabo el trabajo en determinados tramos horarios. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios