San Fernando

Confirmado el cierre de la Escuela San José tras una nueva reunión con el Obispado para intentar salvar el centro

  • Aunque la Iglesia diocesana ha ofrecido una prórroga al contrato del alquiler no ha sido posible llegar a un acuerdo 

  • Ambas partes han lanzado un comunicado en el que se insiste en la "voluntad" y "predisposición" de intentar una solución que no ha sido posible 

Escuela de San José, en San Fernando. Escuela de San José, en San Fernando.

Escuela de San José, en San Fernando. / Sonia Ramos (San Fernando)

El cierre de la Escuela San José de cara al próximo curso escolar ya es definitivo. Se ha confirmado a primera hora de la tarde tras una nueva reunión de los responsables del centro con el Obispado de Cádiz y Ceuta, titular del inmueble que ocupa desde hace más de 30 años, en la que se ha intentado sin éxito una solución in extremis.

En dicho encuentro entre las partes ha resultado imposible llegar a un acuerdo en torno a la renovación del contrato del alquiler de este histórico inmueble que permitiera asegurar con garantías la continuidad del centro, no ya de cara a los próximos cursos académicos sino también en años venideros y diera estabilidad al proyecto educativo. 

Eso sí, después del tenso cruce de comunicados de los últimos días, se ha insistido en la "voluntad" y el "compromiso" de ambas partes por llegar a un posible acuerdo, aunque finalmente no haya sido posible. 

De hecho, el Obispado se ha mostrado dispuesto a una prórroga del contrato vigente, "incluso ampliada con respecto a las pactadas con anterioridad". Sin embargo, especifican en el comunicado conjunto que han lanzado tras la reunión, "no ha sido posible llegar a una solución favorable por los especiales requisitos que en este sentido demanda el proyecto educativo que tiene concebido desde el principio la entidad Centro de Educación Integral SL (titular de la Escuela San José)". 

El cierre del centro afecta a casi 300 alumnos de ESO, Bachillerato y Formación Profesional básica, que ahora tendrán que reubicarse en otros institutos. El caso de la FP básica resulta el más complicado puesto que se trata de una formación que no se imparte en ningún otro centro de La Isla.

De hecho, el Ayuntamiento de San Fernando ha pedido ya a la Delegación Territorial de Educación que tenga en cuenta esta excepcional situación y que se habilite en San Fernando una FP Básica con la misma titulación para que los alumnos que cursan estos estudios actualmente no tengan que desplazarse a otras localidades vecinas. 

La no renovación del contrato para el alquiler de estas instalaciones se remonta dos años atrás en el tiempo, cuando se suscribió el último acuerdo entre el centro y el Obispado. Ya entonces, entre las cláusulas, se especificaba que no se iba a renovar en ningún caso el arrendamiento transcurrido el plazo del mismo, que era de dos años, y se añadía como contenido obligacional y esencial de este contrato el compromiso de no ofertar plazas educativas para el curso 2021/2022. 

Según explicaba el centro la semana pasada, las tentativas llevadas a cabo en los últimos meses para renegociar ese contrato en otros términos no dieron resultado. Así que, a las puertas de una nueva campaña de escolarización, no le quedaba más remedio que anunciar el cierre del instituto. El jueves se notificó al consejo escolar y, al día siguiente, se remitió una circular a las familias de los alumnos. Previamente se le había notificado también la renuncia del concierto de cara al próximo curso a la Delegación Territorial de Educación a efectos de que lo tuviera en cuenta al planificar la campaña de escolarización y el nuevo curso. 

Que desde el centros se achacara el cierre a la negativa del Obispado a renovar el contrato desató el viernes la reacción de la Iglesia diocesana, que negó que fuera así y aseguró que estaba dispuesta a negociar. 

Estas declaraciones abrieron la puerta a una posibilidad de negociar un acuerdo in extremis que permitiera mantener abierto el instituto de cara a próximos años. La reunión, que el centro solicitó el mismo sábado, se ha mantenido esta mañana, aunque el resultado no ha sido el esperado por todos. 

En el comunicado conjunto que la Escuela San José y el Obispado de Cádiz han lanzado tras la reunión se insiste en la "predisposición" y el "esfuerzo" que ambas partes han mostrado "a lo largo de los años y sobre todo ahora, in extremis, para lograr la continuidad del proyecto educativo" y se lamenta "que se haya tenido que llegar a esta situación por circunstancias que, como mutuamente reconocen ambas partes, lo hacen inviable". 

Tanto el Obispado como el centro, en dicho comunicado, lamentan "el perjuicio que esta situación sin duda supondrá para las familias, docentes y trabajadores del centro". 

La historia de la Escuela San José arrancó en 1989, cuando el centro docente inició su andadura con el nombre de Escuela de Estudios Técnicos San José. Entonces se impartían solo enseñanzas de Formación Profesional de primer y segundo grado en las especialidades de Auxiliar de Clínica, Jardín de Infancia, Administrativo e Informática de Gestión.

Con la reforma educativa impulsada por la LOGSE pasó a convertirse en un centro de Educación Secundaria Obligatoria, adoptando entonces ya el nombre de Escuela San José y pasando a impartir desde entonces ESO y Bachillerato. A ellos se sumó también luego la enseñanza de Formación Profesional Básica con la titulación de informática y comunicaciones. 

El centro se ubica en el antiguo hospital de San José, un céntrico edificio de gran valor patrimonial y altamente protegido, que es obra del arquitecto Torcuato Cayón y que fue construido a finales del siglo XVIII a iniciativa del obispo de Cádiz, fray Tomás del Valle. En el siglo XX funcionó como residencia de ancianos bajo los auspicios del Patronato de San José, que en 1984 estrenó nuevas instalaciones en las proximidades de la calle Tomás del Valle, que siguen en activo. 

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios