San Fernando

Cavada defiende su modelo de participación en la primera asamblea

  • Cavada y Romero optan por no hacer balance de su gestión Las consultas y propuestas concretas sobre los barrios se mezclan con temas de ciudad como el empleo

Asuntos importantes para los barrios de la zona -La Casería, Bazán, El Pino- y temas de ciudad, cuestiones vinculadas al empleo o la salud, se plantearon ayer en la primera de las cinco asambleas ciudadanas que ha previsto el gobierno municipal para realizar un balance de su gestión en este año. Y sin embargo la alcaldesa, Patricia Cavada, y el primer teniente de alcaldesa, Fran Romero, optaron por no hacer un resumen de lo realizado en estos meses, "no es el momento, por la cercanía de las elecciones generales", matizó la regidora. Los dirigentes locales optaron por explicar sus planes sobre la participación ciudadana y, eso sí, someterse a las preguntas y consultas de los isleños. "¿Es posible la creación de una bolsa de empleo municipal de la que tengan que echar mano las empresas que cobran dinero público y prestan servicios en la ciudad?", preguntó el primero de los intervinientes.

Esta pregunta sobre empleo fue respondida por el concejal de Desarrollo Económico, Conrado Rodríguez, presente como parte del gobierno municipal, que recordó que está elaborando un bolsa de inserción laboral, en la que en primer lugar se incluye a las personas en riesgo de exclusión social, con la idea de que las empresas que optan a contratos públicos apliquen a partir de esa bolsa algunas de las cláusulas sociales previstas en estas licitaciones. También aclaró a este ciudadano que existe una partida de ayuda directa al autoempleo de 70.000 euros, que gestiona el Impi (Instituto de Promoción de la ciudad). Cavada y Romero defendieron la actitud del equipo de gobierno en materia de empleo. "Es nuestra responsabilidad crear empleo. Un alcalde, un ayuntamiento, puede hacer mucho por ello, aunque las políticas activas de empleo no sean de su competencia, que es lo que algunos alegan", comentó la alcaldesa isleña, que puso ejemplos de acciones de la administración más cercana al pueblo: cuando se pinta un PGOU y se pone un suelo económico, cuando se crean equipamientos, cuando se trabaja en una navidad potente. "Yo lo llamo generación de oportunidades. Todo lo que hacemos está impregnado de esa intención", insistió el edil andalucista.

Tampoco es competencia municipal el tema sanitario y sin embargo se trató durante la asamblea al hablar un vecino sobre el hospital de San Carlos y las urgencias. "Calculo que a las obras le quedan un mes", apuntaba una trabajadora del centro que estaba presente.

Entre los asuntos más generales se plantearon los planes sobre Camarón de La Isla o sobre precisamente el flamenco.Uno de los ciudadanos preguntó sobre las consultas a los ciudadanos que se han iniciado ahora con la playa para perros. "La idea es que ese modelo que queremos regular permita la consulta continua", explicó Patricia Cavada.

Entre las peticiones más específicas, sobre una zona o barriada, la asociación de vecinos de El Pino recordó en el encuentro las carencias históricas del barrio. Entre sus propuestas, por ello, estaba la cesión de un terreno en Fadricas II -en el que la entidad construiría un nuevo local social y pondría en marcha una huerta urbana- y que se habilite una franja entre Fadricas I y el Puente de La Casería como zona verde para área de juego infantil, la creación de una pista deportiva, un carril bici para unirlo a la red de carriles existente o la creación de espacio deportivo y de ocio para mayores. "En el PGOU es zona verde, habría que ver si es compatible con esas peticiones", reconoció la regidora. El primer teniente de alcaldesa, por su parte, hizo referencia a cómo se ha resentido en los últimos años la inversión pública, "¿cuánto hace que no se inaugura un parque público?", puso de ejemplo, sin dejar de reconocer que hay asignaturas pendientes en la zona. La barriada quiere, especialmente, un aulario en la zona por la gran cantidad de jóvenes que residen allí. "Hablamos de una inversión que se puede proponer para los presupuestos y que luego sería votada", mencionaba la alcaldesa como ejemplo de propuesta que la ciudadanía puede presentar para el presupuesto del próximo año, en el que la participación dará un paso más.

Un representante de la barriada Bazán reclamó saber cuándo se acometerá una cuestión fundamental para ellos como la remodelación del alcantarillado, si bien el gobierno municipal no tiene fecha para ello. Es una cuestión económica, porque, como detalló Romero, esta intervención rondaría los 3 o 4 millones de euros, una inversión que no se puede permitir el Ayuntamiento. "Estamos buscando la forma de llevarlo a cabo, con préstamos, con ayuda de otras administraciones", reconoció.

Desde La Casería se reclamó que se nombren concejales de barrio, que permitan la coordinación directa a la hora de solventar un problema, como la presencia de escombros en la parcela que hay frente al club náutico o la falta de arreglo de los jardines.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios