San Fernando

Acabando con 'las barreras que no se ven'

  • Las oficinas de Hidralia se hacen accesibles para personas con TEA

De izquierda a derecha, José Sabido, José Luis Trapero, Sonia Quintero, Matilde Mancha y Javier Segovia. De izquierda a derecha, José Sabido, José Luis Trapero, Sonia Quintero, Matilde Mancha y Javier Segovia.

De izquierda a derecha, José Sabido, José Luis Trapero, Sonia Quintero, Matilde Mancha y Javier Segovia. / román ríos

Hidralia, la empresa que gestiona los servicios de agua y alcantarillado en la ciudad, ha sido pionera en La Isla a la hora de eliminar de su oficina "las barreras que no se ven" y de adaptarse a los principios de la accesibilidad universal. Ya no se trata solo de eliminar barreras físicas que impiden a las personas con problemas de movilidad hacer uso de estas instalaciones sino también de acabar con las barreras de la comunicación, las que impiden a un amplio colectivo -la personas con Trastorno del Especto Autista (TEA), con daño cerebral, con discapacidad intelectual, con problemas de lenguaje, personas mayores o incluso extranjeros que desconocen la lengua- desenvolverse con normalidad en un sitio determinado, acceder a un servicio o a una determinada información.

Eso es lo que ha hecho Hidralia en San Fernando de la mano de la asociación Autismo Cádiz. Desde ayer luce en la fachada una placa que acredita que la sede de la plaza del Carmen es "amiga" de las personas con TEA. La experiencia, básicamente, ha consistido en hacer accesible la oficina a base de pictogramas especialmente diseñados para su fácil comprensión, eliminando todas las barreras cognitivas que existían y la sobrecarga de estímulos visuales. También se han adaptado los documentos que se ofrecen a los clientes y las máquinas situadas a la entrada -tanto la que sirve para realizar pagos como la que dispensa los turnos de atención- con unas instrucciones que siguen los principios de lectura fácil. Incluso se contempla la posibilidad de ser atendidos -solicitándolo a través de un apartado específico que aparece en la máquina- en una mesa preferente por una persona con formación básica en TEA. La plantilla, además, ha participado en una actividad de formación y sensibilización hacia este colectivo con el objeto de asegurar una mejor atención.

Ayer, una vez completada esta adaptación de la oficina isleña, se realizó una visita a las instalaciones en la que participaron, además de José Luis Trapero, gerente de Hidralia en San Fernando, Matilde Mancha, directora territorial; Sonia Quintero, responsanble de Clientes; Javier Segovia, consejero delegado; y Jose Sabido, presidente Autismo Cádiz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios