Salud y Bienestar

Una vacuna española contra el sida aparca los fármacos durante un año

  • Los investigadores confían en que, con otras inmunizaciones, pueda lograr evitar los antirretrovirales.

España sigue apostando fuerte en la lucha contra el VIH. Una candidata a vacuna contra el sida desarrollada por investigadores catalanes ha logrado mantener a 24 seropositivos alejados de los medicamentos antirretrovirales durante un año. Un año sin, como mínimo, una pastilla diaria. 24 meses sin todos los efectos secundarios que conlleva el tratamiento antirretroviral. Un año, en resumen, como el de cualquier persona que no ha hubiera entrado nunca en contacto con el virus del sida.

No se trata aún del fármaco definitivo, pero el hallazgo - publicado en la prestigiosa revista Science Traslacional Medicine- demuestra que la vacuna terapéutica contra el sida es posible, aunque aún haya de perfeccionarse su desarrollo. Para el autor principal del estudio, el Dr.José María Gatell, puede que solo hagan falta dos años para conseguirlo.

Las vacunas preventivas buscan que, aunque una persona entre en contacto con el VIH, su sistema inmunológico acabe con el virus; las terapéuticas aspiran a que los que se infecten con el VIH puedan llevar una vida normal sin necesidad de seguir un tratamiento de por vida. Cuando hace más de 30 años se descubrió el VIH, los investigadores tenían claro que la vacuna preventiva era la estrategia por la que había luchar, pero el VIH demostró ser un virus muy difícil de erradicar; se esconde en los llamados reservorios del organismo y, en cuanto se dejan de consumir fármacos, vuelve a multiplicarse y poner en peligro la salud de los afectados.

La esperanza de los científicos está ahora mucho más centrada en el hallazgo de la vacuna terapéutica. El logro del los investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas Augusto Pí i Sunyer (Idibaps) y el Hospital Clínic de Barcelona demuestra que esa quimera es posible.

El estudio recién publicado es solo una investigación en fase I, que solo demuestra que la vacuna es segura. Se trata de la versión mejorada de una inmunización con la que llevan tiempo trabajando y que ya ha protagonizado otros dos estudios en revistas de prestigio en 2007 y 2010. "Éste es el que mejores resultados ha obtenido", explica Gatell.

Pero, si la vacuna ha funcionado tan bien ¿por qué se ha parado el estudio? "Al cabo de un año, casi ninguno de los afectados tenía niveles indetectables del virus, que es lo que se consigue con la terapia antirretroviral; no hubiera sido ético continuar con el ensayo", señala Gatell. Aunque la presencia del VIH en la sangre se había reducido en casi 10 veces, seguía siendo mucho mayor del nivel que se logra con los antirretrovirales.

Pero este contratiempo no desanima a los investigadores, que han fabricado la vacuna en el marco del programa HIVACAT, que se dedica única y exclusivamente a buscar una vacuna contra el sida.

Por el contrario, lo sucedido con este estudio recuerda a Gatell lo que pasó con los propios antirretrovirales. Cuando en 1987 se descubrió el primero de ellos, el AZT, la comunidad científica pasó de la alegría a la desesperación, al ver que la disminución radical que conseguía del virus en la sangre finalizaba a los pocos meses. Pero las cosas cambiaron cuando se combinó con otros fármacos del mismo tipo y la terapia antirretroviral combinada ha conseguido hacer que el VIH pase de ser sinónimo de muerte a una patología perfectamente controlable.

Gatell aspira a que suceda lo mismo con la vacuna terapéutica. Por el momento, en el propio HIVACAT se trabaja con otros dos candidatos a vacuna terapéutica. Se espera llevar pronto a cabo un estudio en el que se combinen dos vacunas.

El investigador del Hospital Clínic, que tiene claro que más tarde que pronto se va a tener éxito en esta estrategia. "Una vez contraída la infección, los afectados seguirían tratamiento antirretroviral un tiempo; cuando el virus pasara a niveles indetectables se les aplicarían las vacunas. A partir de ahí, no tendrían que volver a tomar nada, sería una curación funcional de la infección por VIH", concluye.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios