Salud y Bienestar

La prevención de las enfermedades cardiovasculares a través de internet

  • Especialistas en cardiología y salud pública demandan nuevos compromisos a los gobiernos en la promoción sanitaria · La red se convierte en una herramienta modelo para las nuevas estrategias

Las enfermedades cardiovasculares son el resultado de una interacción negativa entre los genes, el estilo de vida y el medio ambiente. Para prevenir esta suerte que culmina en varias patologías distintas aunque relacionadas, es necesario influir en la historia natural del desarrollo de la enfermedad en un individuo. No es posible cambiar los genes, pero sí se puede hacer mucho por los estilos de vida y el entorno. Esta semana se ha celebrado en Barcelona el congreso de la Sociedad Europea de Cardiología. Según el profesor Jaako Toumilehto, de la Universidad de Helsinky, Finlandia, los gobiernos, en cooperación con sus interlocutores (por ejemplo, la industria, organizaciones no gubernamentales y profesionales de la salud), tienen ahora la sartén por el mango "y son los que deben desempeñar un papel central en la creación de un entorno que potencie e impulse las personas, familias y comunidades para hacer cambios positivos, que mejora la vida los cambios de comportamiento en términos de la dieta y los patrones de actividad física". En su opinión, la responsabilidad de los gobiernos incluye los sectores que tienen una influencia fundamental en la salud, tales como la agricultura, la educación y el transporte. Los determinantes sociales de la salud también están mediadas por la política fiscal y las oportunidades de empleo. "Por consiguiente, la Organización Mundial de la Salud afirma que la sociedad civil y las organizaciones no gubernamentales deben ayudar a los consumidores a reclamara los gobiernos más apoyo a estilos de vida saludables y, por ejemplo, forzar a la industria alimentaria que suministre productos saludables", explica Jaako. "Recientemente, se ha observado también que el poder de internet en la promoción de lo que puede llamarse la globalización de la conducta asociativa es importante", explica el experto que ha analizado multitud de sitios que avalan esta nueva inercia. Parents Jury es un ejemplo de ello. Se trata de una iniciativa web que ofrece a los padres información y opinión en asuntos que afectan a la actividad física de sus hijos y la alimentación (por ejemplo, la publicidad de comida basura durante las horas de televisión en prime time). Globalink, otro sitio web, ofrece la experiencia de una generación de defensores del control del tabaco, y Patiente View, un grupo que monitorea y analiza la evolución de la salud, comunica sus conclusiones a la salud y activistas sociales a través de su publicación electrónica HSCNews. People's Health Movement es otro ejemplo de asociación libre que está trabajando para influir en la política social. Guiados por una visión de "un mundo en el cual las voces de los pueblos guíen las decisiones que afectan nuestras vidas". De ahí nace el Global Health Watch, el primer Informe sobre la salud alternativa.

Además, los compromisos concretos cuentan ya con ejemplos. Los principales factores de riesgo modificables para enfermedades cardiovasculares, el tabaquismo, colesterol alto, presión arterial alta, el sedentarismo, la obesidad y diabetes han mostrado tendencias no uniformes, y algunos factores de riesgo han disminuido y algunos aumentado. Por ejemplo, en Finlandia la mortalidad por ECV ha disminuido más del 70% durante los últimos 40 años en hombres de mediana edad. Por eso, Toumilehto presentaba en Barcelona hace tres días estos datos. Su país se ha convertido en ejemplo para quienes creen que las políticas coordinadas entre varios sectores a largo plazo (por ejemplo los del tabaco o alimentación) son más efectivas que las campañas clásicas.

más noticias de SALUD Y BIENESTAR Ir a la sección Salud y Bienestar »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios