Día del Lavado de Manos

Cinco puntos clave de la higiene de manos

Lavarse las manos es la mejor manera de prevenir enfermedades. Lavarse las manos es la mejor manera de prevenir enfermedades.

Lavarse las manos es la mejor manera de prevenir enfermedades.

El lavado de manos con jabón es una de las maneras más efectivas y económicas de prevenir enfermedades diarreicas y neumonías, que son responsables de que cada año más de 3 millones de niños no alcancen los 5 años de vida.

En 2009, la Organización Mundial de la Salud (OMS) encabezó el inicio del programa de periodicidad anual Salve vidas: límpiese las manos en apoyo a los trabajadores de la salud para mejorar la higiene de manos en la atención sanitaria. A continuación, en el Día del Mundial del Lavado de Manos tratamos cinco puntos clave para el perfecto lavado de manos y sus consecuencias positivas para la sociedad:

1. El jabón, lo más importante

Lavarse las manos sólo con agua no es suficiente, es una práctica extendida en todo el mundo, pero es mucho menos efectivo que hacerlo utilizando jabón. Para lavarse las manos de manera adecuada se debe utilizar jabón, que favorece la frotación. El jabón además desprende un olor y una sensación agradable que incentiva su uso.

2. Evitar el contagio

Diferentes estudios médicos han confirmado que lavarse las manos con jabón es un modo efectivo de evitar la transmisión de enfermedades incluso en asentamientos empobrecidos y con altos niveles de contaminación. Evitar infecciones cutáneas o en los ojos, parásitos intestinales, diferentes tipos de gripe e incluso lograr una mejora de la salud para personas con VIH/SIDA son posibles únicamente con un correcto lavado de manos.

3. Higienizar las manos tras el contacto con heces

Existen momentos críticos del día en los que es obligatorio lavarse las manos con jabón: después de usar el baño, al entrar en contacto con heces o antes de manipular alimentos. Las manos son las principales portadoras de gérmenes que causan enfermedades. Incluso en los países y territorios más pobres se están incorporando soluciones tecnológicas baratas para asegurar la higiene de toda la población.

4. La mejor relación calidad-precio es la prevención

Lavarse las manos supone la intervención de salud o higiene más eficaz y con mejor relación calidad-precio de cuantas imaginemos. Se calcula que invertir 3,35 euros en lavarse las manos genera los mismos beneficios que invertir 200 euros en abastecimiento de agua o que miles de euros en inmunización.

5. Hacer 'embajadores' a los niños

Un último aspecto clave del Día del Lavado de Manos es convertir a los niños en embajadores del lavado de manos a nivel nacional en todos los países. Hacer partícipes a los niños de estas actividades puede suponer un auténtico actor de cambio para imponer de manera absoluta esta práctica a nivel mundial.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios