Infecciones

Vacunar contra el neumococo es útil en pacientes con EPOC

  • La enfermedad neumocócica invasiva puede ser grave en crónicos e inmunodeprimidos.

La vacunación frente al neumococo es clave para la salud de los adultos, especialmente a partir de los 50 años y para quienes padecen enfermedades crónicas como EPOC, asma, insuficiencia renal crónica o diabetes entre otras o enfermedades inmunodepresoras. Sin embargo, la concienciación sobre la importancia de vacunarse frente a esta bacteria es baja, tanto por parte de la sociedad como de los profesionales del sector.

"Tenemos que concienciar a todos los profesionales sanitarios de la importancia de informar y aplicar esta vacuna a sus pacientes para mejorar la salud de la población adulta en general, no solo la de los pacientes inmunodeprimidos o con enfermedades crónicas. Cuando se trata del adulto, los médicos no están tan acostumbrados a tener en cuenta las vacunas como herramienta de prevención eficaz, como ocurre, por ejemplo, con los niños", afirma el doctor Francisco Álvarez, pediatra y miembro del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría del Principado de Asturias, durante unas jornada sobre actualización de vacunas en pacientes adultos celebrada hoy en Noreña (Asturias).

El neumococo provoca enfermedades invasivas y potencialmente mortales como la meningitis, neumonía bacteriémica, bacteriemia sin foco y sepsis y otras infecciones no invasivas como la neumonía no bacteriémica, la otitis media aguda y la sinusitis. La enfermedad neumocócica invasiva (ENI) constituye un importante problema de salud pública debido a su morbilidad y mortalidad, especialmente a partir de los 50 años de edad y en pacientes con enfermedades crónicas o inmunodepresión. De hecho, según la Organización Mundial de la Salud (OMS), es la primera causa de muerte prevenible mediante vacunación en el mundo. Por eso, según los especialistas en pediatría y neumología, la inmunización frente al neumococo, a través de la vacuna conjugada trecevalente, supone una adecuada estrategia de prevención.

Además de la vacuna conjugada trecevalente, otras medidas como dejar de fumar, reducir el consumo de alcohol a niveles moderados, evitar el contacto de personas mayores con niños que padezcan una infección respiratoria activa y mantener una óptima higiene dental son los primeros pasos para prevenir la infección por neumococo en los adultos.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios