Puerto Real

La crítica de los sindicatos acapara el principal debate del pleno

  • Mayte Sánchez aseguró que "parte del sindicalismo del Ayuntamiento es interesado"

Una de las votaciones que ayer se realizaron en el pleno del Ayuntamiento de Puerto Real. Una de las votaciones que ayer se realizaron en el pleno del Ayuntamiento de Puerto Real.

Una de las votaciones que ayer se realizaron en el pleno del Ayuntamiento de Puerto Real. / C.P.

La crítica de cuatro secciones sindicales presentes en el Ayuntamiento, CCOO, CSIF, SEPAP y UPLBA, de la que ayer se hizo eco este periódico, llegó ayer al pleno del Ayuntamiento, de la mano del portavoz de Izquierda Unida, José Alfaro. En una extensa intervención se hizo eco de un comunicado interno que el sindicato Comisiones Obreras había enviado a los empleados municipales y de otro documento firmado por cuatro de los cinco sindicatos con representación en el Ayuntamiento. En ellos, entre otros temas, se acusaba al actual equipo de gobierno de continuar la política "cortijera" de anteriores corporaciones y de "mantener nombramientos discrecionales e injustificados de cargos inexistentes, que conllevan importantes incrementos retributivos, y otorgar altas gratificaciones en concepto de productividad pese a la oposición mayoritaria de la representación sindical y la ausencia de criterios legales para su otorgamiento". Esa situación se da, según los sindicatos, por la ausencia de una Relación de Puestos de Trabajo, que aún se está negociando.

La respuesta del equipo de gobierno llegó por parte de hasta cinco concejales. El primero de ellos fue Juan Antonio Pontones, responsable de Personal en el Ayuntamiento, quien aseguró que "se está haciendo un importante esfuerzo en negociar la RPT y ya está elaborada con el consenso de los cinco sindicatos hasta en un 50%". Más contundente fue la primera teniente de alcalde, Mayte Sánchez, quien puso en duda la labor de los sindicatos llegando a asegurar que "el sindicalismo institucional que se hace en este Ayuntamiento avergüenza a quienes somos sindicalistas de base. En muchos casos no representan más que a sus propios intereses y no al colectivo general de todos los trabajadores", dijo la edil con una matización: "En esto excluyo al sindicato Autonomía Obrera", lo que provocó una reacción de la oposición al completo. "Claro, porque son los de Podemos", apuntó la portavoz del PSOE, Elena Amaya.

El alcalde convocará un encuentro con los representantes de los trabajadores

Que la crítica viniese de Izquierda Unida tampoco pasó desapercibido. "Pídale explicaciones a su compañero José Antonio Barroso de por qué mantenía ciertos privilegios durante tanto tiempo, porque de aquellos barros vienen estos lodos", añadió Sánchez.

Por su parte, el alcalde, Antonio Romero, dijo estar sorprendido y "muy decepcionado porque no creo que nunca se haya dedicado tanto esfuerzo a poner orden en la política de personal para que todo lo que recibamos sean palos. No nos merecemos el desgaste de los sindicatos". Romero también dijo estar seguro de que "ellos saben que no se van a encontrar nunca con un equipo tan dispuesto al consenso como nosotros y quizás en dos años ya no estemos, por lo que ellos serán los principales perjudicados". El primer edil adelantó que la próxima semana se reunirá con ellos para trasladarles esta misma sensación.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios