Puerto Real

Coronavirus Puerto Real: El uso de mascarillas es "obligatorio" en la Plaza de Abastos

  • El aforo se limita a 150 personas y se establece el sentido único de la marcha para los clientes

Clientas y detallistas utilizando la mascarilla en uno de los puestos del Mercado Clientas y detallistas utilizando la mascarilla en uno de los puestos del Mercado

Clientas y detallistas utilizando la mascarilla en uno de los puestos del Mercado / C.P. (Puerto Real)

La recomendación del Ministerio de Sanidad es usar la mascarilla si no se puede asegurar la distancia mínima de seguridad, y eso es precisamente lo que está ocurriendo en el Mercado de Abastos de Puerto Real, donde se ha establecido su uso obligatorio para poder acceder.

Uno de los accesos precintados Uno de los accesos precintados

Uno de los accesos precintados / C.P. (Puerto Real)

El concejal responsable de Salud y Consumo, Pedro Olmedo, ha tomado esta decisión después de que el pasado sábado la Plaza presentase importantes aglomeraciones que llevaron a la Policía Local a controlar el acceso. Ese control se ha instaurado esta semana con una serie de medidas que pasan por el cierre de varias de las puertas del Mercado, tanto por la calle Soledad como por calle Nueva, para limitar el aforo. Sólo se mantienen operativas una por cada calle -el resto se han precintado- donde además hay presencia policial,  de Protección Civil o de Medio Ambiente.

Ellos se encargan de repartir mascarillas a los clientes que acuden sin ellas y recuerdan a los clientes la obligación de la limpieza de manos con geles hidroalcohólicos, de los que también se disponen. “Las condiciones del mercado, el más antiguo de Andalucía, no permiten trabajar de otro modo para mantener las distancias”, asegura el edil.

Policía entrega mascarillas y gel a una clienta del Mercado Policía entrega mascarillas y gel a una clienta del Mercado

Policía entrega mascarillas y gel a una clienta del Mercado / C.P. (Puerto Real)

Habitualmente, el aforo del mercado es de 300 personas y ahora se ha limitado a la mitad. El control se establece desde las nueve de la mañana hasta las dos de la tarde. En ese horario también funciona el sentido único de la marcha. Es decir, se puede entrar o salir por cualquiera de sus puertas, pero una vez dentro los clientes siempre deberán caminar hacia adelante y nunca retroceder. También se han colocado señales para la espera de turno, y cartelería informativa sobre el uso de guantes o recordando cómo se realiza un lavado de manos óptimo para los detallistas, que cuentan con pantallas protectoras faciales que el Ayuntamiento les ha entregado gracias a la donación de una empresa.

El Mercado es ahora un sitio mucho más seguro para comerciantes y clientes”, dice el edil Olmedo, quien invita a la ciudadanía a respetar todas las normas y a utilizar el servicio de venta a domicilio que se ha instaurado también en el Mercado, para facilitar las compras

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios