Cinco meses en la Operación Atalanta

La Navidad llega a la Base con el regreso del 'Castilla'

  • El encuentro de dotación y familiares llena de alegría el muelle del recinto naval en la vuelta a casa del buque de la Armada

Comentarios 2

Bienvenidos a casa por Navidad. El muelle 2 de la Base Naval de Rota ha sido esta mañana una fiesta con la llegada del buque Castilla y sus más de 230 hombres y mujeres a casa, tras cinco meses desplegados en la operación Atalanta.

Las familias de Rafa, Antonio, Deborah, Raúl, Sara, Olimpia, Juan Carlos, Lolita, Jandri, Sergio, Javi,  y muchos nombres más, incluso la del 'pater', han acudido con sus pancartas, sus gorros de Papa Noel, sus panderetas y su alegría a darles los primeros besos y abrazos en un puerto que ha parecido más lleno que nunca. "A la Base de Rota ha llegado el Castilla, con todos sus marineros para ver a su familia", entonaba el padre de unos de ellos a los sones de un tradicional villancico. "Por fin con nosotros", se leía en una de las cartulinas.

"Ha sido complicado", ha comentado Tamara, una jerezana que esperaba a su novio Juan Carlos. "Se ha ido otras veces de misión pero es la primera vez que se va desde que tenemos al niño y el pequeño lo ha notado y en casa se nota", incidía mientras su hijo esperaba ansioso el momento de ver a su padre. Desde Bornos han llegado hasta doce familiares de Javi. "Era la primera vez que se iba y tenemos muchas ganas de verlo", ha dicho su hermana Ana.

Un actor a bordo y una pedida de mano

Cheíto, miembro del Castilla y actor de 'Entre dos aguas'. Cheíto, miembro del Castilla y actor de 'Entre dos aguas'.

Cheíto, miembro del Castilla y actor de 'Entre dos aguas'. / Jesús Marín

El buque Castilla ha llegado sobre las diez de la mañana a la Base de Rota, aunque el abrazo se ha hecho esperar un rato más mientras se realizaban todas las maniobras de atraque. A bordo, donde ha podido captar esos momentos especiales Diario de Cádiz, se notaba el entusiasmo y el ambiente festivo.  "Lo que más largo se hace es cuando estamos entre puntas", ha afirmado Enrique Pacheco, que nada más llegar le ha pedido matrimonio a su novia Carmen. Que le dijo sí quiero.

Aunque en casa de Eva están acostumbrados, asegura que ha echado mucho de menos a la familia. De hecho, con su marido Roberto, también en la Armada, apenas se ha podido ver dos meses este año. "Y en enero a lo mejor me tengo que ir yo otra vez", ha apuntado su marido. Por eso, cogían con muchas ganas estas fiestas en familia.

De vuelta llegaba también Francisco José Gómez, Cheíto, actor en la película 'Entre dos aguas', rodada en San Fernando, y que ha vivido desde las aguas del Índico el éxito de la cinta, nominada los Premio Goya.

"Os podéis sentir más que satisfechos"

El Castilla regresa a Rota tras cinco meses fuera de la base, de ellos prácticamente cuatro en la mar (118 días) y tras navegar más de 27.000 millas. Así lo ha concretado el contralmirante Ricardo Atanasio Hernández López, comandante del Grupo Anfibio y de Proyección, que se ha dirigido a la dotación unos minutos antes de llegar a puerto. "Tened la seguridad de que vuestro esfuerzo ha merecido la pena en la lucha por erradicar la piratería de las aguas del Cuerno de África", les ha dicho. 

El contralmirante saluda a la dotación en la cubierta del buque. El contralmirante saluda a la dotación en la cubierta del buque.

El contralmirante saluda a la dotación en la cubierta del buque. / Jesús Marín

"Os podéis sentir más que satisfechos por el éxito de la misión no solo a nivel personal, sino también porque a nivel nacional, habéis demostrado profesionalidad y eficacia, contribuyendo a mostrar a la sociedad a la que servimos el valor que la Armada tiene como instrumento de paz y seguridad. Y también en el entorno internacional, habéis contribuido a mantener el reconocido prestigio que tiene la Armada y las Fuerzas Armadas españolas entre sus socios y aliado", ha afirmado.

El comandante, Vicente Cuquerella, ha resaltado la gran labor de su dotación. "Son gente extraordinaria, soy un auténtico privilegiado por ser su comandante", ha destacado. El capitán de navío  ha calificado estos cinco meses como "muy intensos", con "muchísimo trabajo", "evitando que la piratería que todavía está latente resurja". Cuquerella ha explicado que han vivido dos actos de piratería que resultaron "infructuosos" pero que sigue habiendo capacidad para cometerlos. "Lo único que les echa para atrás es nuestra presencia".

El buque de la Armada ha ejercido además de buque de mando de esta misión de la Unión Europea, lo que ha implicado un "esfuerzo suplementario". Además de su dotación de 217 marinos, a bordo ha estado el cuartel general embarcado de la operación,  con el mando del contralmirante Alfonso Pérez de Nanclares de Acevedo, formado por personal de Letonia, Serbia y Montenegro. También dos helicópteros de la décima escuadrilla de la flotilla de aeronaves SH60L y SH60F, con 30 personas. La dotación la ha completado un equipo de seguridad de infantería de marina, además de un equipo médico.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios