Provincia

28.000 hectáreas privadas para conservar la fauna

  • La Junta actuará sobre un territorio como la Bahía y el Estrecho

Setenta y siete propietarios de fincas privadas de la provincia han llegado ya a acuerdos con la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía para la conservación de la fauna y la promoción de la biodiversidad en un total de 28.000 hectáreas. Se trata de una superficie similar a la de los parques naturales de la Bahía de Cádiz y el Estrecho juntos. Ayer, la delegada provincial de Medio Ambiente, Gemma Araujo, presidió en Jerez la firma de los últimos 24 convenios, que vienen a sumarse a otros 53 ya firmados con anterioridad.

El objetivo de estos acuerdos es buscar alianzas con los propietarios de aquellas fincas que son excelentes hábitats para determinadas especies y garantizar así una correcta gestión del territorio en beneficio de la diversidad biológica, informó ayer a través de un comunicado el departamento que encabeza la consejera Cinta Castillo.

Durante su intervención, Araujo destacó la necesidad de que la administración ambiental implique en la gestión de la conservación de la biodiversidad "a los principales actores que forman parte de ella, y que no son otros que los gestores directos del territorio, los propietarios de fincas".

Los convenios firmados ayer se agrupan en tres bloques: grandes rapaces, aves esteparias y humedales, tres escenarios muy diferentes pero todos idóneos para albergar especies emblemáticas de la provincia, que en muchos casos están amenazadas.

Grandes rapaces como el águila imperial ibérica o el águila perdicera y aves esteparias, como la avutarda, una especie en peligro de extinción, han encontrado en estas fincas el hábitat ideal para obtener el alimento y refugio necesarios para su supervivencia.

En humedales y salinas, que acogen a miles de aves acuáticas, también son necesarias mejoras.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios