Provincia

Un buque de carga que embarrancó en Ceuta reparará en Navantia

  • Espera ahora en La Cabezuela a ser descargado para pasar pronto al dique de la factoría de Cádiz

El 'Sam Lion', ayer, al fondo de la imagen, atracado en el Muelle de La Cabezuela de Puerto Real. El 'Sam Lion', ayer, al fondo de la imagen, atracado en el Muelle de La Cabezuela de Puerto Real.

El 'Sam Lion', ayer, al fondo de la imagen, atracado en el Muelle de La Cabezuela de Puerto Real. / lourdes de vicente

La ubicación estratégica del puerto de Cádiz ha tenido como aliado el contar en un mismo espacio con un astillero de reparaciones tan fiable como de Navantia-Cádiz y un muelle de descarga de granel sólido con tanta solidez en el sector como es el de La Cabezuela de Puerto Real.

A eso hay que sumarle la mala fortuna vivida por la tripulación del buque Sam Lion, de la naviera Sam Shipping, que veía como hace un mes su barco quedaba embarrancado junto a las costas de Ceuta. El incidente le provocó varias vías de agua en su casco, que le obligó a buscar cobijo en puerto ceutí. Allí tuvo que ser inspeccionado de inmediato por buzos, que cuantificaron los serios daños que sufrió el Sam Lion, un carguero de 190 metros de eslora con bandera liberiana que transporta 40.000 toneladas de cemento.

Allí, en Ceuta, ha permanecido un mes, debido a los daños que le generó el hecho de haberse aproximado demasiado a la costa hasta tocar fondo cuando iba a realizar una operación de repostaje en bunkering, es decir, sin tener que acceder al interior de un recinto portuario.

Las inspecciones detectaron que tenía dañados siete tanques de lastre, además de dos de diesel y el cofferdam (cámara de aislamiento de los tanques de combustible). Tales daños superaban las posibilidades que ofrece el puerto de Ceuta, por lo que allí tan sólo se le han podido hacer "reparaciones de fortuna", tal y como se denominan en el argot marítimo a las reparaciones mínimas para poder trasladarse de un puerto a otro cercano.

Y fue este viernes, después de una travesía desde Ceuta, cuando atracó en el Muelle de La Cabezuela de Puerto Real, donde, en las próximas horas, se vivirá el trasvase de la carga desde el Sam Lion hasta el Sam Hawk. Este segundo buque recibirá las 40.000 toneladas de cemento clínker que debería haber llegado ya a Senegal, el puerto de destino de la carga.

La intención es que la descarga y la carga del clínker se lleve a cabo en cuatro o cinco días, y, desde Cabezuela pasar a Navantia, donde sería reparado de las graves secuelas que le provocó el embarrancamiento vivido hace un mes en aguas ceutíes.

La consignataria Portillo es la encargada de velar por el Sam Lion durante los más de cien días que podría durar su estancia en la Bahía de Cádiz, un tiempo que pronto se traducirá en beneficios para el astillero, ante la magnitud de las reparaciones que requiere el buque de bandera liberiana, como para el propio puerto de Cádiz, que, en poco tiempo registrará no sólo la estancia de un buque de poco menos de 200 metros de eslora durante casi una semana en Cabezuela sino también lo que, en tasas, supondrá la descarga y la carga de esas 40.000 toneladas de cemento que, en breve, deberán llegar hasta las costas de Senegal.

Todo el dispositivo de seguridad y de carga está supervisado por la Capitanía Marítima, por la APBC y por Portillo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios