Provincia

Valderas: "Se equivocan los que ven tintes de color en las instituciones"

  • El vicepresidente de la Junta de Andalucía defiende, en Villamartín, el papel de la Mancomunidad serrana, cuyos representantes del PP se ausentaron de la cita

Comentarios 4

"Nadie sobra". Lo dijo ayer el vicepresidente de la Junta de Andalucía y consejero de Administración Local y Relaciones Institucionales, Diego Valderas, durante su visita a la Mancomunidad de Municipios de la Sierra, en Villamartín, en clara alusión a la propuesta de eliminación de estos entes supramunicipales que plantea Europa y el Gobierno central.

Valderas protagonizó por la tarde, tras detenerse antes en Medina Sidonia, su primera visita institucional a esta entidad que gobierna Izquierda Unida gracias a un pacto con el Partido Socialista para conocer su realidad.

No obstante, se topó con la ausencia de los representantes del Partido Popular como ya avanzaron el jueves al denunciar que IU realiza "un uso partidista" de las instituciones públicas. "Los que quieren ver tintes de color en las instituciones, se equivocan", respondió el vicepresidente del Gobierno andaluz, quien defendió, en su comparecencia, las mancomunidades como instrumentos del municipalismo para mejorar los servicios. "Los ayuntamientos son corazón y dinamismo, pese a que otros minusvaloren lo público". Ante esto, Valderas anunció que la colaboración entre el Gobierno y los entes supramunicpales van a mejorar, pese a las dificultades económicas. "No estamos por volver al tiempo preconstitucional que plantea el PP. Ese camino no lo queremos transitar", añadió.

El vicepresidente tuvo la ocasión de conocer las inquietudes de los pueblos integrantes de esta entidad por boca de su presidenta y alcaldesa de Alcalá del Valle, Dolores Caballero (IU), que calificó la ausencia de los populares como una decisión "equivocada". Caballero se refirió a los problemas de financiación y a los atrasos que tienen pendiente con otras instituciones, que dificulta la gestión de servicios. Por ejemplo, reveló que la Junta adeuda a la Mancomunidad unos dos millones de euros, otros dos la Diputación Provincial, cuatro millones la suma de pueblos y otro millón más Hacienda. Cabe recordar que la Sierra gestiona el agua, una red de guarderías, la recogida de animales vagabundos, programas formativos…Por ello, pidió el apoyo de Valderas, que emplazó a los alcaldes a una nueva reunión en septiembre. Antes del encuentro, el vicepresidente atendió, en la puerta de la sede serrana, a un grupo de empleados públicos, los Agentes Locales de Promoción de Empleo, que le transmitieron su preocupación por el ERE, al que se verán afectados.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios