Susana Jiménez Laz | Letrada

“La conciliación es todo un reto para las abogadas”

  • La abogada gaditana es la primera mujer que aspira a ocupar el cargo de vicedecana en el Ilustre Colegio de Abogados de Cádiz

Susana Jiménez Laz. Susana Jiménez Laz.

Susana Jiménez Laz. / D.C.

Comentarios 1

–¿Qué la ha motivado a presentarse a la vicedecanía del Colegio de Abogados de Cádiz?

–En puridad, las elecciones son para el cargo de diputado primero, lo que ocurre es que dicho diputado, estatutariamente, tiene asignadas las funciones de vicedecano.

Dicho esto, siempre me ha atraído la vida colegial. Bajo mi punto de vista, los colegios profesionales desempeñan un papel transcendental en la defensa de la profesión. Creo que me encuentro en un momento óptimo, tanto profesional como personal, para poder dedicar al colegio mi experiencia profesional, contando además con el tiempo necesario que requieren las actividades colegiales.

He admirado siempre la generosidad de todos aquellos compañeros que han ocupado y ocupan cargos en la Junta de Gobierno por dedicar su tiempo y trabajo, y ahora es el momento de poder hacerlo yo.

–¿Qué retos se marca si accede a este puesto?

–El reto principal es la defensa de la profesión y de los intereses de los colegiados. Estamos viviendo una transformación del ejercicio profesional, como en tantas otras actividades, y es un objetivo para todos no quedarnos atrás. Y no sólo me refiero a las herramientas informáticas, sino a cualquier otro aspecto de la profesión, por ejemplo, la defensa y el apoyo a los bufetes de pequeños o medianos frente a las grandes firmas, porque la realidad de nuestra provincia no son las grandes firmas.

Pienso que con un trabajo serio y eficaz se pueden conseguir muchas e importantes mejoras. Todo ello con reconocimiento expreso y profundo agradamiento al trabajo de los compañeros que están o han estado en anteriores Juntas de Gobierno. Pero, evidentemente, todo se puede mejorar.

–Es la primera mujer que aspira a ocupar este cargo, ¿qué supone esto para usted?

–Sí, soy la primera mujer que presenta su candidatura. Actualmente la Junta de Gobierno está compuesta por 12 diputados más el decano, el secretario, el bibliotecario y el tesorero. De los 16 cargos, la proporción es de nueve hombres frente a seis mujeres y una vacante.

A nadie se le escapa los problemas que las mujeres tenemos en nuestro ejercicio profesional y, en especial, con la conciliación de la vida familiar, todo un auténtico reto para las abogadas. Se está consiguiendo algo, pero todavía queda mucho camino por recorrer. Yo he visto a compañeras que han tenido juicios pocas semanas después de dar a luz (yo también los tuve) y a otras que han ido incluso con los puntos de la cesárea a una comparecencia.

Afortunadamente, esta situación ha cambiado en el partido judicial de Cádiz. En 2017, hace tan sólo dos años, se acordaron mejoras como la suspensión de los juicios a las letradas 16 semanas después del parto o la prioridad en la entrada a las vistas de las abogadas embarazadas... Esto ha sido posible gracias al empuje de la AJA (Agrupación de Jóvenes Abogados), que logró que se aprobaran dichos acuerdos.

–A su entender ¿qué momento atraviesa actualmente la profesión?

–De transformación y de cambio. El ejercicio profesional está cambiando a pasos de gigante, la informática tiene mucho que ver en este cambio porque ha transformado todo el escenario, desde la configuración de los despachos (bases de datos, textos legales y libros on line con acceso a la biblioteca del colegio) hasta la comunicación con los clientes a través del correo electrónico.

Ahora bien, la especial relación de confianza entre cliente-letrado no ha cambiado y ese es el pilar fundamental de nuestra profesión. En eso los despachos pequeños y los unipersonales tenemos ventaja frente al gran despacho y hay que saber aprovecharla.

Etiquetas

,

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios