Provincia

El Marquesado no quiere "caer en el olvido" tras el temporal

  • Los vecinos piden el arreglo "urgente" de la única pista deportiva de las barriadas rurales

El viento tiró parte del vallado de las pistas deportivas de El Marquesado. El viento tiró parte del vallado de las pistas deportivas de El Marquesado.

El viento tiró parte del vallado de las pistas deportivas de El Marquesado. / C.P.

Puerto Real empieza a recuperarse poco a poco de los cuantiosos daños que ocasionó el temporal de viento de la pasada semana, calificado por la Policía como un huracán de tipo 1.

En estos días se empiezan a retirar árboles y ramas de la vía pública y a limpiar la arena de la playa de la Cachucha que el viento llevó hasta el paseo marítimo y el aparcamiento, e incluso a algunas calles del centro de la localidad.

Los trabajos son muchos y los recursos muy pocos, argumenta el equipo de gobierno, que pide paciencia y comprensión a la ciudadanía.

Los efectos del huracán también se dejaron ver en barriadas rurales como El Marquesado, cuya asociación de vecinos no ha dudado en empezar las reclamaciones al Ayuntamiento para que "el barrio no vuelva a caer en el olvido tras el temporal, como es costumbre". El secretario de la asociación vecinal, Miguel Ángel Díaz, se rodeó ayer de un grupo de chavales del barrio para exigir el arreglo de la pista deportiva ubicada junto al local social. "Éste es el único lugar que tienen los más jóvenes de esta barriada y de otras vecinas para la práctica del deporte y no vamos a dejar que su arreglo se eternice, como siempre suele ocurrir en esta zona de la localidad", dijo. El lunes, el Ayuntamiento precinto la instalación hasta nuevo aviso por motivos de seguridad, ya que parte de las vallas que lo rodean se cayeron con la fuerza del viento. También cayó una de las canastas de baloncesto.

"Sabemos que hay muchos destrozos por Puerto Real y que se están empezando a arreglar algunas cosas, pero creemos que el Consistorio deber tener en cuenta que en nuestro barrio no tenemos más alternativas que el uso de estas instalaciones", asegura el portavoz de la asociación.

Además de las pistas, el viento arrancó la marquesina de la parada de autobús, que también han pedido que se arregle, y destrozó algunas de las farolas solares que el Ayuntamiento instaló recientemente en la calle de acceso al colegio de infantil.

Etiquetas

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios