Provincia

Exteriores "usará todo su capital político" para paliar los efectos del Brexit

  • Borrell pone el acento en el Campo de Gibraltar y aparca el objetivo de la recuperación de la soberanía del Peñón

Josep Borrell, en el Congreso. Josep Borrell, en el Congreso.

Josep Borrell, en el Congreso. / EfE

El ministro de Asuntos Exteriores, Josep Borrell, aseguró el miércoles en el Congreso que su ministerio "usará su capital político al completo" en paliar los efectos del Brexit "en las poblaciones aledañas". Así se refirió el titular de Exteriores al Campo de Gibraltar y a la situación de incertidumbre que se cierne ante la salida del Reino Unido de la Unión Europea el próximo año. Borrell aparcó, como primer objetivo del Gobierno español, la recuperación de la soberanía del Peñón.

El jefe de la diplomacia española compareció por primera vez en la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso. Allí, Borrell se refirió al Brexit como "una línea de trabajo crucial" en su lista de actuaciones. El drama de la inmigración y el debate secesionista de Cataluña cerraron la nómina. "Nos importa saber cómo influirán en la economía las nuevas reglas de juego", señaló. Borrell incidió en uno de los puntos sustanciales sobre los que se cimentó la Comisión Interministerial para el Brexit del Ejecutivo de Rajoy: las decisiones. "Todo acuerdo al respecto debe pasar por el ministerio", reivindicó. "La Unión Europea es un organismo que siempre ha estado en crisis o sesteando", aseguró.

La intervención del ministro en sede parlamentaria giró en los mismos ejes que las declaraciones que realizó la pasada semana antes de la celebración del Consejo Europeo. "El periodo de transición después del Brexit, en el que el Reino Unido se mantendrá en el mercado único y la unión aduanera hasta diciembre de 2020, no se aplicará en Gibraltar sin un acuerdo previo con España", sostuvo entonces. Borrell aseguró que exigirá medidas que eviten que el Peñón actúe como "un paraíso fiscal".

Previo al encuentro europeo el titular de Exteriores explicó que Francia y Alemania estaban irritadas con el derrotero que habían tomado las conversaciones con el Reino Unido y que no aceptarían tal propuesta. El ministro español, que dijo estar "decepcionado, no enojado" por el Brexit, está de acuerdo con París y Berlín.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios