Sevilla

Cae un agente inmobiliario por 30 estafas en el alquiler vacacional

  • La Policía calcula que la estafa supera los 30.000 euros

  • El sospechoso trabajaba para una agencia inmobiliaria de Sevilla

Dos jóvenes cargadas de maletas buscan su vivienda turística en el centro. Dos jóvenes cargadas de maletas buscan su vivienda turística en el centro.

Dos jóvenes cargadas de maletas buscan su vivienda turística en el centro. / Juan Carlos Vázquez

Comentarios 2

Ofrecía pisos para alquilar durante el verano en páginas web como Milanuncios, firmaba incluso los contratos con los inquilinos pero luego se echaba para atrás y se quedaba con el dinero de las señales. Era el modus operandi de un agente inmobiliario detenido por la Policía Nacional en Sevilla, al que se le imputan más de 30 delitos de estafa en el alquiler vacacional, y que podría haberse apropiado de esta manera de más de 30.000 euros.

El arrestado trabajaba para una conocida agencia inmobiliaria de Sevilla y ofrecía su fotografía en la web de esta compañía, junto con su teléfono y su correo electrónico, para reforzar su veracidad y ganarse la confianza de sus víctimas. 

Solía ofrecer un apartamento en Costa Ballena. Luego pedía a los interesados que le hicieran una transferencia bancaria en concepto de reserva. Después ponía múltiples excusas para incumplir el contrato. Solía decir que estaba teniendo problemas con su mujer y que no iba a poder alquilar el piso, pero que devolvería la señal, algo que nunca hacía.

De este modo estafó a más de treinta personas, que le pagaron cantidades que a veces superaban los 700 euros. Francisco Jesús G. M. ha sido detenido por los agentes del Grupo de Policía Judicial de la comisaría del distrito Centro y ya se encuentra en prisión preventiva.

La Policía recordó en una nota de prensa que entre los afectados hay familias enteras que se han trasladado desde terceros países hasta España, o desde diversos puntos de la geografía española, y al llegar al lugar de destino han descubierto la trampa de la que habían sido objeto. Algunos llegaron al portal de la vivienda que iban a alquilar para que el agente inmobiliario les entregara las llaves, sin que nadie les respondiera.

Fuentes del entorno del detenido aseguraron a este periódico que la cantidad total estafada es muy inferior, que solía cobrar unos 300 euros de señal, y también negaron que haya tantos afectados.

Ante circunstancias de este tipo el cuerpo de Policía recomienda revisar meticulosamente los datos del arrendador, las características del inmueble y tratar de verificar que la persona que publica la oferta es el dueño o una inmobiliaria.

También aboga por hacer una búsqueda de las imágenes insertadas en el anuncio en un buscador de Internet para ver si están en otros anuncios o han sido sacadas de la web, además de intentar contactar directamente con el anunciante, evitando hacerlo sólo por correo electrónico o WhatsApp. Asimismo, recuerda, entre otros aspectos, no enviar documentos de identidad o de otro tipo escaneados para evitar que los estafadores utilicen esa documentación para usurpar su identidad.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios