La alta velocidad en Andalucía

Las mejoras de las infraestructuras ferroviarias en algunas provincias dejan en evidencia el atraso del resto

Un Avant con dos servicios diarios de ida y vuelta une desde el pasado lunes las ciudades de Málaga y Granada. Habrá que esperar a 2026, como mínimo, para que las mejoras de las infraestructuras que están en marcha en la provincia nazarí permitan completar las vías para la alta velocidad y la circulación de los trenes AVE. Antes -posiblemente, el próximo año- estará listo el bypass en la cordobesa Almodóvar del Río que permitirá enlazar directamente Sevilla y Málaga en noventa minutos. Sevilla, Málaga, Córdoba y Granada en el vagón de la alta velocidad. Son buenas noticias con las que debemos felicitarnos. Andalucía precisa de buenas comunicaciones ferroviarias entre los enclaves más importantes de su comunidad y también con el resto de España. El tren es un sistema de transporte fundamental también en el siglo XXI. Tanto para los viajeros como para las mercancías. Puertos como el de Algeciras esperan revitalizarse cuando se ponga en marcha el corredor ferroviario del Mediterráneo. Pero para ello debe primero salir del letargo el tramo con Bobadilla. Hará posible restar tráfico de coches y, sobre todo, impulsará ese anhelo de una Andalucía más verde y menos contaminante. Pero a medida que avanzan las mejoras en las infraestructuras ferroviarias de algunas provincias más queda en evidencia esta Andalucía a dos velocidades. Almería, Cádiz, Huelva y Jaén son los ejemplos de esa desigualdad. Ir de Huelva a Sevilla, apenas separadas por 88 kilómetros, requiere casi hora y media. Más de seis horas necesita un almeriense para llegar a Madrid por tren. No se puede penalizar a unos ciudadanos frente a otros cuando todos residen en la misma región. Quedan muchas vías por construir.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios