Puertas abiertas Cómo visitar la Base de Rota, el Instituto Hidrográfico y el Observatorio

Tiempo habrá de celebrar

Todos tendremos que hacer sacrificios y pasar las fiestas navideñas sin grandes celebraciones. Los datos de infectados en Andalucía siguen siendo muy altos

Gobierno central y autonomías están debatiendo estos días las restricciones de movilidad y reunión que estarán vigentes durante las fechas navideñas. Por lo pronto, ya ha trascendido que la intención del Ejecutivo nacional es que, tanto en Nochebuena como en Nochevieja, no se permitan reuniones de más de seis personas y que se establezca un toque de queda a la una de la madrugada. En principio, estamos ante meras recomendaciones, pues Madrid pretende que sean las propias comunidades autónomas las que establezcan finalmente estos criterios según su situación. En cualquier caso, dicha decisión no se tomará antes de mediados de diciembre, cuando, al menos en Andalucía, se tengan datos fiables de cómo han funcionado las medidas actuales. Por tanto, la pelota estará, una vez más, en el tejado de la Junta. La decisión no será fácil, pues la Navidad es una época de intensa actividad de la que viven muchos negocios, especialmente del sector del comercio y la restauración. Cualquier medida restrictiva tendrá un efecto negativo en la economía andaluza, pero mucho peor sería dar pasos atrás, lo que, en el medio plazo, nos obligaría a volver a los momentos más duros de la pandemia. Las noticias en las últimas horas no son buenas: el número de nuevos casos de Covid-19 en Andalucía se disparó ayer hasta los 3.549 afectados. Por tanto, lo más recomendable será seguir con medidas restrictivas tanto en los horarios de los comercios como en las reuniones familiares. Será la Junta la que tenga que tomar la difícil decisión, sobre todo en lo que afecta a las cenas del 24 y el 31 de diciembre, momentos claves en la vida familiar de los españoles, que están cargados de fuertes dosis de emotividad. Quizás el aforo de seis personas sea un poco limitado, pero lo cierto es que tampoco se podría ampliar mucho más. Una vez más hay que decir que, ahora, de lo que se trata es de minimizar los contagios hasta que llegue, probablemente a inicios de 2021, la ansiada vacuna. Mientras tanto todos tendremos que hacer sacrificios y pasar estas fechas como se pueda. Ahora lo más importante es protegernos. Tiempo habrá de celebrar.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios