Condenado Intentó asesinar a un hombre en Chipiona con un artefacto explosivo casero camuflado en una caja de puros

Un tipo cojonudo

Carles Francino ha hecho de 'La Ventana' el mejor programa de radio actual

Los Premios Ondas de este año a la trayectoria profesional lo ha ganado merecidamente Carles Francino, quien actualmente presenta con liderazgo incluido el programa La Ventana que ocupa las tardes de la Cadena Ser. Se trata de cuatro horas diarias de información ,humor, críticas, entrevistas, en el que acompañado del extraordinario Isaías Lafuente, con un equipo excelente, crean cada día un espacio en el que no sólo se aprende y se ríe , sino que apetece estar, porque con ellos siempre estás en compañía de quienes tratan a la audiencia como a si de sus mejores amigos se tratara y no sólo como un mercado.

Ignoro si en el Premio a la trayectoria se incluyen sus inicios como futbolista, donde no pudo fichar por el Barça pese a sus esfuerzos. Pero seguro que sí, la excelente labor que hizo al frente del informativo estrella de la Televisión Autonómica Catalana. Los años en que lo presentó, no sólo alcanzó el liderazgo imponiéndose a todos sus competidores, sino que fue un referente en cuanto a la credibilidad y el pluralismo de sus informaciones, logrando un apoyo masivo, tanto por parte del público, como de la crítica especializada. De allí pasó a ser el elegido para sustituir al periodista estrella del sector, Iñaki Gabilondo. Algo así como tener que hacer olvidar a Messi. Y lo logró, manteniendo a su programa como líder incontestable de la radio española. Superado el reto, siete años despues le tocó otro no menor: sustituir a Gemma Nierga al frente de La Ventana. Y es allí donde ha creado el probablemente mejor programa de la radio actual; porque La Ventana es un lugar de encuentro para todos y en el que, con el rigor por bandera, con una humanidad enorme y una naturalidad a prueba de cualquier postureo falso (lo que le permite expresarse como cualquiera de nosotros, tacos incluidos, o llorar en directo) nadie se aburre nunca.

Pero lo mejor de Francino es que su forma de comunicar y hacer periodismo huye de la crispación que busca el enfado y el enfrentamiento. Su manera de comunicar es optimista, ilusionada, alegre, pero mucho más rigurosa que quienes sólo buscan predicar desde su púlpito, amenazando con desastres, insultando, tergiversando la realidad con el objetivo de atraer a base de ruido la atención de los oyentes. No es un agitador, ni da lecciones sobre lo que debemos de ser y hacer. Francino aspira a algo mucho mejor, a ser amigo de sus oyentes. Y lo logra porque no sólo es un excelente comunicador, sino sobre todo un tipo cojonudo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios