COAC 2023 Cuartos de final: ¿Quién canta hoy miércoles 8 en el Falla? Tercera sesión

Por si acaso

Pablo Gutiérrez-Alviz

pga@grupojoly.com

Has salido del grupo

A Koum lo propondría para el Nobel de Literatura: ha puesto a todo el mundo a leer y a escribir (wasaps)

Jan Koum, creador de WhatsApp (en adelante, wasap), merece que le concedan un premio Nobel. Con su invento ha cambiado el mundo de la comunicación social y las costumbres de cientos de millones de personas. Como es sabido, se trata de una aplicación de mensajería para teléfonos inteligentes que nos tiene a la gran mayoría absortos con el móvil. Y como todo gran descubrimiento tiene mucho peligro por la torpeza o descuido de los usuarios.

Resulta que el personal se confía y manda por wasap demasiadas confesiones e intimidades incluso mediante imágenes y, claro, eso puede causar graves problemas. Cualquier error con el destinatario supone una sorpresa o un conflicto. Además, todo el wasapeo queda en la nube, y si ésta terminara por descargar (o se hackeara) sería el diluvio universal.

Un avance de esta aplicación es la formación de grupos. El mismo mensaje circula para todos sus miembros que interconectados chatean (sin vino) participando, simultánea o sucesivamente, en la conversación o comentan vídeos o fotos. Un conocido me decía que está integrado en cerca de veinte grupos: su mujer e hijos; su mujer, su suegra y sus cuñados; su madre con sus hermanos y sobrinos; primos por parte de madre; primos por parte de padre; los compañeros del colegio; los de la universidad; los del trabajo en general, y otro distinto con los de su departamento; los del equipo de futbito; los del coto de caza; los de la caseta de feria; los del Rocío; los del Camino de Santiago; los del viaje de verano; los amigos tradicionales, y hasta los del 50 aniversario de la Primera Comunión. Por tanto, la confusión al pulsar el envío se facilita y agrava las consecuencias. El Nobel de la Paz no parece el más adecuado por este invento.

Idénticos mensajes los llegas a recibir, a la vez, en tres o cuatro grupos. En todo caso, siempre hay un hiperactivo miembro en cada foro que busca alguna contestación; quizá para hacerse notar o para tener una compañía virtual. Responder con dignidad estos wasaps exigiría una imposible dedicación completa. Solo queda salir del grupo o solicitar que te eliminen, pero me temo que no está bien visto. Y cuando te "añaden", resulta algo borde salirte: como si despreciaras a toda la panda.

A Koum lo propondría para el Nobel de Literatura: ha puesto a todo el mundo a leer y a escribir (wasaps). Total ¿no se lo dieron a Bob Dylan el año pasado?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios