editorial

Los primeros contactos de Rajoy

ADEMÁS de trabajar intensamente, según sus allegados, en preparar los próximos pasos de su mandato al frente del Gobierno (investidura, selección de ministros y otros altos cargos, primeras medidas del Ejecutivo), Mariano Rajoy viene celebrando una serie de contactos y reuniones para conocer mejor la realidad del país y exponer sus intenciones en asuntos básicos. Durante los días inmediatamente posteriores a su victoria electoral, el futuro presidente del Gobierno convocó por separado a varios de los más relevantes banqueros españoles para consolidar sus opiniones sobre los problemas del euro y la deuda soberana y repasar el estado financiero de la nación. Ya esta semana las reuniones han sido formales y con propósitos concretos. El miércoles recibió, también separadamente, a los máximos dirigentes de los dos sindicatos mayoritarios y al presidente de la patronal, a los que emplazó a negociar de manera intensiva durante las próximas fechas sobre los temas pendientes de la reforma laboral (convenios, contratos de trabajo), dándoles de plazo hasta pasadas las fiestas navideñas por estimar urgente la toma de decisiones a este respecto y advirtiéndoles que, si n o hay acuerdo, él impulsará las reformas legislativas pertinentes. Finalmente, ayer llamó a capítulo a los presidentes autonómicos y barones territoriales del PP con el objetivo de abordar el déficit público, una de las necesidades más apremiantes de la economía española. Fue también una toma de contacto previa a la adopción de medidas, ya que ésta tiene su ámbito formal en el Consejo de Política Fiscal y Financiera, que se convocará, como es lógico, cuando se haya constituido el nuevo Gobierno. El anuncio de que en esta reunión Rajoy aceptaría aplazar la devolución por parte de las autonomías de las cantidades cobradas por éstas como anticipo de la financiación de los años 2008 y 2009 se demostró precipitado. Hasta conocer el estado real de las cuentas no habrá compromisos concretos. Aún estamos en la etapa de tanteo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios