En román paladino

RAFAEL / ROMÁN

Algo se mueve

Yse mueve en casi todas partes. La insufrible política de austeridad que asfixia al sur de Europa hace inestables los equilibrios sociales logrados en décadas. Las movilizaciones, las huelgas y la crispación que vemos por todas partes son el preludio de los cambios políticos que vendrán. La revuelta de Francia, España e Italia contra el austericidio no se consolidará aún y el sufrimiento continuará. Se mueve la política interna de cada uno de los países removidos por la crisis. Hasta extremos impensables, por cierto. En Europa surgen partidos inesperados que obtienen resultados aceptables, como los extremistas de Gran Bretaña, Hungría o Grecia, y algunos excelentes, como en Italia el de Beppe Grillo. Donde no se mueve una hoja hasta el momento es en Alemania, eje del nuevo sistema político europeo, porque hasta Francia muestra signos de un cambio profundo.

Vayamos al nuestro. El sistema de partidos que tenía visos de ser un "gobierno de turnos" entre el centroderecha y el centro izquierda -la Unión de Centro Democrático o el Partido Popular en un lado y el Partido Socialista Obrero Español, en el otro- empieza a ser parte del pasado. Vamos a un sistema a cuatro, aunque todavía de carácter imperfecto: PP/PSOE/IU/UPYD. Este esquema se rompe en las comunidades donde el nacionalismo tiene arraigo -Cataluña y País Vasco- en las que el mapa es diferente y los partidos de carácter estatal están en retroceso, también, entre otras causas, como consecuencia del profundo malestar provocado por la crisis que nos asola. Ese desfondamiento lo aprovechan los partidos nacionalistas. El PP tiene la ventaja de no tener ningún partido a su derecha -convive dentro- y el PSOE -bloqueado- tiene hoy un competidor serio a su izquierda con IU. UPYD juega en todos los campos. En resumen, lo nuevo se cotiza alto y las urnas vacías son la tentación de muchos.

El último sondeo del CIS no hace sino corroborar lo que perciben los ciudadanos en cada esquina: desconfianza y escepticismo. Los únicos aprobados hoy son la Policía, la Guardia Civil y el Ejército. Todo un vuelco. ¡Eso sí que es para analizar de nuevo la transición política española! El genial cordobés Vicente Núñez explica en sus Sofismas el mal y la solución. "En lo podrido puro está el abono" y "Se limpia porteando basura". Pues ¡En marcha!

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios