DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Punto de vista

José Ramón del Río

jdel35@hotmail.com

La mediación internacional

Torra, con su discurso de fin de año, no sólo ha enfadado a Arrimadas, sino también a los independentistas presos

Luego de haber sido traducido al castellano, a Torra se le entiende todo. No es que sus mensajes y declaraciones sean un dechado de claridad pero, como en el refrán, a buen entendedor pocas palabras bastan y deberían bastarle al presidente Sánchez para que, previo sus trámites, volviera a instaurar en Cataluña el art. 155 de la Constitución, porque la Generalitat está actuando de forma que atenta gravemente al interés general de España. En su mensaje de fin de año Torra pide que el independentismo refuerce su unidad y mantenga la presión con el Estado, ante el juicio de los líderes políticos catalanes previsto para el mes de enero.

Con su discurso de fin de año, llamando a la sublevación, ha enfadado no sólo a Inés Arrimadas, sino incluso a los políticos independentistas presos que le echan en cara sus torpezas políticas. Tuvo además un mensaje especial para el presidente Sánchez: que se preste a un diálogo sincero y valiente a fin de dar una solución democrática y pacífica en Cataluña, que tendría lugar por mediación internacional y terminaría adjudicando al 80% de los catalanes, sin necesidad de ninguna nueva encuesta, su personal opinión de que ese tanto por ciento se sienten republicanos y desean ejercer su derecho a la autodeterminación.

Hasta este momento el presidente Sánchez, casi unánimemente reconocido como el peor presidente del Gobierno de España, superando incluso a Zapatero, le dice con toda la razón que el diálogo efectivo que se pretende sólo cabe dentro de la Constitución, con lo que queda más que claro que la "unidad de la nación española", al menos de momento, es indisoluble. Se preguntarán ustedes por qué si esto es así, como reconoce el propio presidente, si hay una actuación que atenta gravemente al interés general porqué no aplica el famoso artículo 155 y rechaza someter la cuestión a una mediación internacional, como si fuéramos un país ayuno de leyes y de democracia, que necesita la opinión de países terceros. Y si lo prefiere, en lugar de explicárselo él en castellano, que se lo explique en catalán Iceta a Torra . Susana Díaz, presidenta en funciones de Andalucía, entre las muchas cosas malas que ha dicho por la presumible pérdida del Gobierno del PSOE en Andalucía, ha dicho una que debiera grabarse con letras de oro: "siempre que alguien se salta el Estado de derecho, está la Constitución para protegernos". Me parece perfecto y que se lo diga así al que manda en su partido.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios