DOÑA CUARESMA

La 'grasia' ya es de Sevilla

No sé si es para estar orgullosa o para sentir miedo del futuro de una ciudad. Vivo sin vivir en mí, que suele decir uno que yo me sé. Resulta que Cádiz ha perdido el 'age'. Sí, ya no hay graciosos en la Tacita de Plata; ahora ya nada más que han quedado las vocecitas esas chillonas y los comparsistas vestidos de mariquitas. Y es que de las cinco chirigotas que han quedado primeras en el concurso, tres son de Sevilla. Y dos de las tres finalistas.

La gracia ahora la tiene Sevilla, que es la que nos ha empezado a enseñar cómo se hace un cuplé, como se hace reír a un teatro Falla y, lo que es más importante, cómo ganar el Concurso de Agrupaciones. Y de eso me alegro, ya está bien de creerse el tío más simpático por hacer el ridículo en las tablas del Falla durante media hora al año; el chirigotero gaditano que se quede en su casa, que ya vienen de Sevilla a conseguir que la gente pase un buen rato, a llevarse calentito el dinero de todos los gaditanos y a ensuciar Cádiz.

Ahora bien, lo que no me gusta tanto es que vayan a trasladar el Carnaval a la capital por antonomasia. No me gustaría encontrarme a dos energúmenos con piojos, litrona en mano y con una peluca paseando por la calle Sierpes mientras yo me tomo una torrija en La Campana de Sevilla, la ciudad donde está la verdadera 'grasia'.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios