Con la venia

fERNANDO / SANTIAGO

Sin doblarla

UN diputado o senador elegido en una circunscripción de fuera de Madrid saca limpios unos 5.000 euros entre el salario, los trienios que tenga acumulados, la indemnización para alojamiento y el taxi, aparte del móvil, la tableta, viajes ilimitados en el territorio nacional y otras ayudas. Se supone que todo tiene como objeto facilitar la labor de los representantes de la soberanía nacional. Nada que objetar si hicieran su trabajo pero el caso es que hay algunos que no se sabe ni quiénes son. He de confesar que he tenido que recurrir a la página web del Senado para conocer quién es María José de Alba Castiñeira, elegida por los ciudadanos de la provincia de Cádiz en la candidatura del Partido Popular. Es senadora desde hace tres meses y no ha hecho absolutamente nada, aparte de ir algún día a comer riñones a El Senador o cocido a La Bola, supongo yo. Le pagamos un generoso estipendio para que haga turismo por Madrid. Según dice el Senado es vocal en dos comisiones y secretaria de otra. Según dice el Senado era teniente de alcalde en San Fernando con lo que parece una de tantos adosada al cargo público. No es la única, todo hay que decirlo, cuya actividad ha sido tan intensa. Díganme ustedes qué ha hecho en estos meses Paco Cabaña, aparte de añorar el Bar Manolo, jugar al golf y salir en procesión. O Noelia Vera, una chica que pasó de llevarle la mochila a Pablo Iglesias en La Tuerka a diputada por la provincia ya que, según dicen, había nacido en El Puerto. Se desconoce su labor. Otro tanto se puede decir de María José García-Pelayo, cuyo único trabajo consiste en escapar de la justicia a cuenta de la trama Gürtel. O Miriam Alconchel, famosa en Cádiz porque se desmayó de la emoción el día de su toma de posesión como delegada de Salud de la Junta. Su paso por el SAS supone un antes y un después: se notó una bajada sustancial de las listas de espera y una mejora notable en la calidad asistencial en centros de salud y hospitales de la provincia. Como diputada está inédita, pero no se sabe si ha renunciado a sus emolumentos. De José Ortiz, Landaluce y Alfonso Candón se desconoce su actividad. Se sabe lo que ha hecho Teófila Martínez estos meses por la controversia montada porque ella y el PP no apoyaron una propuesta para realizar un plan industrial en Navantia. Para que ustedes se lo piensen cuando vayan a volver a votar dentro de dos meses. Aunque no creo que nada de lo anterior afecte a Antonio Sanz y Susana Díaz .

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios