Los candidatos se retratan

Así como el hijo pródigo termina volviendo a casa, los partidos regresan al lugar donde se sienten motivados

Los partidos se retrataron en el inicio de la campaña municipal en Cádiz. Así como el hijo pródigo termina volviendo a casa, los partidos regresan al lugar donde se sienten motivados. Intentan mostrar lo mejor de cada casa. A algunos se les ve el plumero, sobre todo a los más carnavalescos, como Kichi, que volvió a las puertas del Gran Teatro Falla, con Ángela Aguilera y Antonio Maíllo (en representación de Adelante Andalucía e IU), para pegar un cartel. "A ver si entramos en la final y nos dan el premio otra vez", es el mensaje subliminal que se percibe para el gallinero, mientras que en el patio butacas sueñan con un cajonazo.

También ha vuelto a sus orígenes Juancho Ortiz, que inició la campaña del PP, acompañado de Teófila Martínez, su madre política, que no es lo mismo que una suegra. Juancho estuvo en la Casa de Iberoamérica, donde trabajó en los mejores tiempos del Bicentenario. La Casa de Iberoamérica parece bien elegida, porque cuando trabajaba allí Juancho estaba recién restaurada y llena de actividades; mientras que ahora ya le han tenido que poner una red de protección, porque se derrumban cascotes. El pasado y el presente, que dice el otro.

La tercera vía es la del PSOE con Fran González. La otra izquierda, como dice Fran, y como también dije yo, en un artículo. Otra izquierda es posible en Cádiz, sí, y ya no parece tan imposible. La otra izquierda se fue a las Puertas de Tierra, a medio camino entre el casco antiguo y los Extramuros, en la frontera. Y estuvieron los sanchistas, los fieles de Fran, como Victoria Rodríguez y José Pacheco, mientras que susanistas había menos. Eso también se nota.

A Ciudadanos se le ocurrió empezar la campaña en el Hotel Playa Victoria. Les viene bien a Villero y sus candidatos, que llegan de nuevos a la política local, como los turistas. Desnudos de experiencia municipal, como los hijos de la mar y los bañistas, pero con muchas ganas e ilusión, según dijo. Y con afán de borrar la huella de los no adscritos en la arena de la playa, supongo.

La tercera derecha y la tercera izquierda tuvieron un comportamiento dispar. La izquierda Alternativa de Sebastián Terrada se fue al Pópulo, donde IU cosechaba los mejores resultados en sus tiempos solitarios. Son más serios y fiables, dicen algunos. Por el contrario, los de Vox no empezaron la campaña al modo clásico. Ana Peral y demás se hicieron una foto delante del Ayuntamiento, como si fueran cruceristas. Puede que sólo se queden con el recuerdo para Instagram, según algunas encuestas.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios