Opinión

Francisco / José / Jiménez

La botella, medio llena

EL excelente inicio protagonizado por el Cádiz ha conseguido que la afición vuelva a ilusionarse y que se pulvericen algunos récords que estaban cogiendo telarañas en la historia del club. Pero no hay que olvidar que de lo que se trata esta temporada es de ascender y no de recuperar el cariño de unos seguidores muy quemados o de firmar una temporada vistosa. Hay que subir. Sí o sí.

Javi Gracia asegura que todos los equipos encajan goles a balón parado y no le falta razón. Tampoco termina de entender que se critiquen aspectos de su equipo después de estar como está en la clasificación tras una pretemporada tan movida. Pero si se buscan algunos puntos negros en el rendimiento del equipo no es por ver la botella medio vacía o por ser aguafiestas, sino porque hay que corregir algunos aspectos que hoy son anecdóticos, pero que pueden traer cola a la larga.

Fleurquin, que suele destacar por decir las cosas como las siente y por ser sensato, pone el dedo en la llaga al comentar que no siempre va a disfrutar el Cádiz de la espectacular pegada de este momento. Y eso no es ir en contra de los intereses del equipo, sino de ser constructivo.

Mirando los datos de los equipos que subieron a la Liga adelante la pasada campaña, se llega a la conclusión de que en la eliminatoria final cada gol vale un potosí. El Huesca hizo tres goles en dos partidos al Écija, el Girona sólo uno al Ceuta, el Rayo Vallecano dos al Zamora y el Alicante dos a la Ponferradina. Nada de 5-3 ni de 4-2 en la fase decisiva para ascender. Cuando llegue el mes de mayo el Cádiz debe ser más fiable en defensa. Y si se mantiene el espectáculo, mejor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios