Torre Alta

Tito / Valencia

Se acabó la diversión

No me refiero a la brillante canción que Carlos Puebla le cantaba, en la década de los 70-80, a Fidel cunado aún le quedaba a la política algo o mucho de eso, política. Decía, el cantautor, "se acabo la diversión llegó el comandante y mando parar". Pues esta letra puede servir como metáfora para la política local terminado el tiempo que se le suele conceder, cada vez menos, a los nuevos gobiernos para que hagan sus prácticas y conozcan la administración que les toca dirigir.

Las visitas protocolarias, sin llevar nada en la mochila, para salir en las fotos o en Facebook ya no valen. Ahora ha llegado el tiempo de la gestión, del gobierno aunque se esté en minoría. Porque ya los ciudadanos queremos saber los proyectos del nuevo gobierno bipartito( otro más). Y necesitamos saber en que situación se encuentran las negociaciones, si las hay, sobre los terrenos del Janer y qué proyecto tiene el nuevo gobierno, si lo tiene, sobre los mismos. Y tenemos derecho a saber qué pasa con los terrenos de los Polvorines, qué proyectos hay, si los hay. Y el pueblo tiene que saber si hay algún proyecto para la Casería. Y cuándo se van a licitar las obras del arreglo de la Plaza del Rey. Será esta legislatura o la que viene. Y nos preguntamos qué sucede con el Castillo San Romualdo. Y que conste que hablo de proyectos que son a largo plazo, aunque los plazos en esta ciudad dan miedo, pero que un buen gobierno tiene que saber que quiere hacer con ellos. Porque en la oposición se está para algo(por ahora permanece muda) y cuando se llega a un gobierno ya se tiene que tener un proyecto sobre los diversos asuntos que llevan años enquistado en esta ciudad.

Los proyectos se tienen que acompañar de financiación y aquí entra la gestión política. Pero todo no es cuestión de dinero, hay cosas que se solucionan teniendo un buen conocimiento de la ciudad, de sus cosas, de sus gentes y sobre todo de su historia. Y la cultura es una asignatura pendiente de nuestro pueblo. Una cultura, claro está, para una ciudad de cien mil habitantes que esto se nos olvida. Y tenemos un ejemplo claro. El pasado martes era aniversario (1888) de la botadura del submarino de Isaac Peral en nuestro Arsenal de La Carraca. Algo importante, digo yo.

Pues para nuestro Gobierno Municipal no. Quién es Isaac Peral para celebrar esta onomástica, que tampoco la celebramos en el 125 aniversario. Con lo sobrado que estamos en La Isla de exposiciones, conferencias etc.. otra más no tiene cabida en el programa de la ciudad. Y además, ¿a quién le importa la cultura?, si esta siempre ha sido la maría de los gobiernos. Pues sí, esto es lo que tenemos. Porque la cultura no es solo la temporada del teatro, es mucho más. Y todo esto a las puertas del, que debería ser, mítico 2016 que a tres meses vista, nuestro Gobierno Municipal no ha dado a conocer la programación(si la tiene). Porque esto, si se hace, tiene que ser para todo el país. Porque tenemos que sacar los actos fuera de nuestras fronteras y ya se nos acaba el tiempo, lamentablemente. Porque a días de otra fecha histórica, el 24 de septiembre, si evaluamos en qué ha quedado y para qué han servido estas celebraciones, miedo da saber el resultado. Y uno se pregunta para qué están los gabinetes de asesoría e información. Se acabó la diversión ha llegado el tiempo de ponerse a trabajar y con resultados.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios