Crónica Personal

Pilar / cernuda

Unidad frente a la tragedia

FUNERAL de Estado presidido por los Reyes como aquel que hace diez años nos dejó con el corazón estremecido por el dolor y las lágrimas y, lo que es más importante, unidad de las víctimas. En este tiempo se han producido desencuentros que jamás debieron producirse, rivalidades incomprensibles y desacuerdos que han dejado heridas profundas. Hoy se deja todo atrás para recordar juntos aquella tragedia, el atentado terrorista más grave que ha sufrido Europa y que marcó un antes y un después en los sentimientos de los españoles, en sus miedos y en sus certidumbres. En el décimo aniversario sus representantes sociales hacen un esfuerzo para que el consuelo sea común, unánime, con el respaldo de todas las instancias, siglas e ideologías.

Aquel atentado cambió, para mal, la vida de sus víctimas directas y las de sus familias, pero cambió también las prioridades de los que luchan contra el terrorismo: dio a conocer la auténtica realidad y brutalidad de Al Qaeda. Tuvo mucho que ver también con el resultado de las elecciones que se celebraron apenas dos días más tarde, fundamentalmente por la pésima gestión de la crisis que hizo el entonces presidente Aznar, como hoy reconocen algunos de sus ministros. Incluso en el caso de que ese fuera el objetivo de los terroristas, una mejor gestión habría impedido que Al Qaeda se saliera con la suya.

En estos años se han vivido teorías conspirativas que barajaban muy diferentes autorías, se ha especulado sobre los inductores del atentado, hay sectores que incluso insisten en que ETA ha movido los hilos, y se ha apuntado a servicios secretos de países magrebíes que pretendían apartar del gobierno el partido de Aznar, que había mostrado tan poca amistad con Marruecos.

El juez Gómez Bermúdez, de cuya profesionalidad nadie dudaba hasta que le correspondió presidir el jurado y que puso cara y ojos a una sentencia que fuera cual fuese iba a provocar polémica porque eran varios los sectores que tenían ideas preconcebidas sobre el atentado, ha declarado estos días que quizá no todos los que prepararon el atentado han recibido su castigo, pero que no duda que se ha actuado con rigor y que los condenados estaban involucrados en aquella barbarie.

Quedan cabos sueltos, sin duda. Pero hay que recordar que una docena de terroristas, a los que la Policía cercó en una vivienda de Leganés porque los consideraba autores de los atentados, se autoinmolaron antes de ser apresados y conducidos a la Justicia.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios