La firma invitada

Luciano Lozano Muñiz, psicólogo-orientador escolar

Tacañería para las necesidades educativas

El concepto de Necesidades Educativas Especiales ha sufrido un recorte con la LOE, ley educativa vigente en España (LEA en Andalucía).  La LOGSE, anterior ley socialista, fue muy repudiada entre el profesorado y también por la derecha. Fue una buena declaración teórica de intenciones, pero un fracaso en su aplicación. Por todo ello, hemos hecho otra ley que habla mucho de inclusión, aunque es menos inclusiva que la LOGSE. Utilizamos conceptos más progresistas, pero en realidad damos un pasito atrás y no vamos nunca al fondo de la cuestión. El gobierno, para contentar a la derecha, ha querido ir hacia el centro con esta nueva ley, pero aun así,  no ha tenido el apoyo de la derecha y no ha conseguido lo que pretendía… una ley para todos y todas. Un viaje en balde. Modificaciones en la ley anterior y sobre todo, disponer de más recursos formativos, personales, materiales, de control de la calidad, de implicación familiar, hubieran sido algunas de las posibles soluciones. Y por supuesto, prestigiar la labor del profesorado al que ahora se pretende “captar” con incentivos encaminados a subir las calificaciones escolares. 

Para la LOGSE, el alumnado con  Necesidades Educativas Especiales (NEE) era  aquél que en cualquier momento de su escolarización necesitaba ayuda en su aprendizaje,  de forma temporal o permanente, por cualquier tipo de discapacidad, por desventaja sociocultural, por dificultades de aprendizaje o por sobredotación. Era un concepto más inclusivo que el actual, ya que abarcaba a cualquier tipo de alumno o alumna con cualquier tipo de necesidad. Ahora, para la LOE o LEA, sólo puede tener NEE el alumnado con una discapacidad o trastornos graves del comportamiento. No obstante, surge un nuevo concepto, el de Necesidades Educativas de Apoyo Específico (NEAE), que incluye al alumnado con discapacidad, al que se incorpora tardíamente a la Escuela, a los desfavorecidos sociales y al de altas capacidades. Sorprendentemente, dentro del alumnado con NEAE, no aparece un grupo muy abundante en la Escuela, el que presenta dificultades de aprendizaje, que tendrán una respuesta educativa, pero sólo con los recursos ordinarios y las medidas de atención a la diversidad, entre las que destaca las adaptaciones curriculares, que se basan en una normativa confusa y contradictoria. Sin embargo, habría que  incrementar el número de recursos específicos  para el alumnado con dificultades de aprendizaje. El fracaso escolar, el absentismo escolar, el abandono escolar y los problemas de convivencia escolar son muy frecuentes dentro del alumnado con dificultades de aprendizaje. No obstante, como decía anteriormente, esta ley no considera explícitamente que este alumnado pueda tener una necesidad educativa de apoyo específico, aunque señala otras medidas de atención.

A pesar de que el alumnado con NEE, para la nueva ley,  es sólo el que presenta una discapacidad, en algunos casos comprobamos cómo los recursos especiales se asignan con cierta tacañería. Si frenamos la asignación de recursos con el alumnado con mayores necesidades, qué podemos esperar con los que han dejado de considerarse susceptibles de presentar necesidades educativas especiales o específicas, como son los que presentan dificultades de aprendizaje.

El incremento del gasto anual en educación es mínimo e insuficiente. Carlos Hermida nos dice en su libro “El sistema educativo español en el marco de la descentralización territorial y administrativa” que para detener el deterioro de la escuela pública hay que: “aumentar  sustancialmente el gasto  en educación hasta situarlo por encima de la media de la OCDE”. También apunta que mucho del gasto que debería ir a la Escuela Pública se ha marchado a la privada concertada. No podemos escatimar ni un euro en el gasto en educación pública. Y si no hay, habría que detraerlo de otros conceptos, como los gastos en defensa o los protocolos superfluos, entre muchos otros.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios