La esquina

josé / aguilar

La Pringue de nunca acabar

NO hay un problema más importante para los españoles que el paro. A mucha distancia de los demás. El segundo puesto en la clasificación de los problemas nacionales según los perciben los ciudadanos se lo disputan encarnizadamente la corrupción y el fraude, por un lado, y los políticos y los partidos por otro. En el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) el primero le gana al segundo por ocho décimas. Los dos están íntimamente relacionados.

No hace falta ningún análisis para explicar por qué tienen los españoles esa percepción acerca de los problemas que más les afectan. Es suficiente con una lectura aséptica y desprejuiciada de los periódicos de ayer, sean de papel o digitales. Hay días en que la actualidad te da hecha la columna, sin necesidad de desentrañar los hechos ni, mucho menos, de retorcerlos con el escrutinio y la crítica. Como el de ayer.

Pasen y lean un resumen desapasionado de los eventos consuetudinarios que acontecen en la rúa (las cosas que pasan, vamos). El Tribunal Supremo condena al abogado y presidente del Sevilla FC, José María del Nido, a siete años de cárcel por delitos de prevaricación y malversación: por haber cobrado casi tres millones de euros del Ayuntamiento de Marbella presentando, en connivencia con el ex alcalde Julián Muñoz, minutas por servicios innecesarios, sobrevalorados o inexistentes.

Un jurado popular ha encontrado culpable al ex presidente de Baleares Jaume Matas de un delito de cohecho impropio, por haber utilizado su influencia de virrey autonómico para colocar a su esposa como aparente empleada de un hotel de lujo, cobrando 42.000 euros netos en un año por no hacer nada. Matas ya sufre una condena firme anterior de nueve meses. La juez Mercedes Alaya pide información sobre la condición de aforados de los ex presidentes de la Junta de Andalucía Manuel Chaves y José Antonio Griñán ante su eventual imputación en el escándalo de los ERE. El nuevo director general pone en marcha una purga en la Agencia Tributaria politizando el organismo y provocando la dimisión de su número tres. UGT Andalucía despide a un trabajador al que acusa de borrar archivos que documentan la singular contabilidad del sindicato, investigada a la vez por la citada Alaya...

Los puntos suspensivos indican que hay más noticias de corrupción en las últimas horas. Pero no caben aquí. ¿Quién se extraña de lo que dice el barómetro del CIS?

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios