No soy muy de redes sociales y rara vez abro los videos y las gracias que se manda la gente unos a otros por los móviles. Pero mi hermana Lola, que me conoce, me mandó ayer un video diciéndome que lo tenía que ver. La primera escena era un padre paseando por un museo con su hijo. A los dos se les pone cara de sorpresa cuando ven un cuadro de La Última Cena de Jesucristo, concretamente el de Leonardo Da Vinci.

De pronto el cuadro toma vida y se produce una escena de esas de hartarte de reir en la que los discípulos de Jesucristo van diciendo que eso de los peces y los panes en la última cena habrá que verlo. Uno es vegetariano, el otro es alérgico al gluten. Sale también el inspector de consumo que todos llevamos dentro, pidiéndole a Jesús el carnet de manipulador de alimentos y no falta el "tikismikis" que pide que hablen de "peces y pezas" por aquello de ser igualitarios. Al final el hijo de Dios hecho hombre opta por una solución de consenso y dice que retira de la cena los panes, los peces y las pezas y los sustituye por unos mantecados de El Patriarca. una firma de Estepa (Sevilla) dedicada a la elaboración de especialidades navideñas.

El anuncio, que dura dos minutos, me parece una auténtica obra de arte porque recurre al humor, el arma más poderosa contra la intolerancia que tanto padecemos ahora en España, para realizar una crítica social a lo "pejigueras" que nos hemos vuelto y que nos hace convertir lo cotidiano en algo cada día más dificil.

La obra es completamente andaluza. Está realizada por una empresa de marketing de Alcalá de Guadaira, Mytto y el guión está realizado por el actor que interpreta en el video a Jesucristo, Ignacio de La Puerta. Lo han elaborado para la campaña navideña de esta firma de mantecados que recurre también al humor para vender su producto.

Necesitamos reírnos, desde el respeto, como hace este video, pero reirnos. España está demasiado seria y quizás necesite a Andalucía, al espíritu andaluz, más que nunca y por eso me parecen tan necesarios videos, obras de arte, como estas.

Tan sólo quería agradecer a sus autores haberme hecho pasar dos minutos de risas continuas y os invito a lo que veais por los youtubes y esas cosas modernas. La verdad es que necesitaba reirme un poco ante tanto intolerante y no precisamente a la lactosa.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios