A pesar del éxito de público, hay general coincidencia en que el principal fallo de la Gran Regata fue el tráfico, el transporte y los aparcamientos. Son materias chungas para este Ayuntamiento del cambio, más interesado por los carriles bici. El gran plantón de la Gran Regata no fue sólo la ausencia del Juan Sebastián de Elcano, sino que Renfe pasó olímpicamente del asunto. A diferencia de lo que sucede en Carnaval, cuando refuerzan los Cercanías como si tuviéramos una gran área metropolitana, en los días de Verbena Regatista, en los que era previsible una masiva asistencia (aunque se haya exagerado), no se han notado los refuerzos.

Y eso nos lleva al mayor fracaso de la Bahía en materia de transportes: el Metro de Cádiz. Mientras la Junta se gasta los millones que le conceden en Bruselas para el tranvía de la Bahía (que sólo aporta mejoras en la conexión con Chiclana) tenemos el servicio de Cercanías de Renfe mal planificado y el Metro de Cádiz en el limbo del olvido. De este Metro hablaron mucho Teófila Martínez y el entonces ministro de Fomento, Francisco Álvarez-Cascos, en los tiempos de oro del soterramiento.

Aquellas obras no sirvieron sólo para derribar el Muro. Su objetivo no sólo era conectar los barrios de Extramuros para reurbanizarlos. También debía servir para el tren de alta velocidad, lo que sólo se ha conseguido a medias. Y, además, para lo que se llamó alegóricamente el Metro de Cádiz. Pues la capital gaditana no pasó a tener cuatro estaciones, como Vivaldi, sino que cuenta con cinco: Cortadura, Estadio, Segunda Aguada, San Severiano y Término.

Por allí circulan (y paran) los trenes de Cercanías que enlazan con San Fernando, Puerto Real, El Puerto y Jerez hasta el aeropuerto. ¿Cuál es el problema para que funcione como un Metro? No es competitivo. Las frecuencias son pésimas a ciertas horas. No se ha promocionado, ni se puede usar en las condiciones actuales durante gran parte del día. En Renfe le echan las culpas a la poca demanda. Y los usuarios le echan las culpas a la poca oferta. Unos por otros, no hay trenes ni viajeros al nivel necesario. Y el Metro que pudo tener Cádiz no funciona.

Tomarse esto en serio debería ser una prioridad. No sólo para los días de una Gran Regata, sino para todo el año. Es más importante que ese tranvía de la Bahía en el que la Junta está gastando decenas de millones de euros, para que cubra el recorrido de San Fernando a Cádiz por la misma vía y estaciones por donde ya circulan los Cercanías y ha fracasado el Metro.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios