DIARIO DE CÁDIZ En la batalla del coronavirus: mantenemos nuestra cita en los quioscos con despliegue informativo sobre la pandemia

Pablo Durio

pdurio@diariodecadiz.com

Medidas sin medida

Lo peor que tiene la política, aquello por lo que el ciudadano termina desvinculándose, distanciándose y hasta repudiándola, es cuando se pierde en debates, cuestiones y decisiones que poco solucionan el día a día de la ciudadanía. Y eso es lo que está ocurriendo con algunos de los anuncios realizados por el Ayuntamiento. No se puede vender a bombo y platillo el compromiso de Eléctrica de Cádiz con los ciudadanos cuando el resultado final para el bolsillo del gaditano es de apenas unos céntimos. Hay quien lo puede considerar incluso una falta de respeto. ¿No sabían los consejeros de Eléctrica que esa medida anunciada tendría tan ridícula repercusión en las facturas? ¿Era necesario adoptar una medida que no ayuda a la economía de las familias, los comerciantes, las pymes o los hosteleros gaditanos y que, además, puede trastocar el balance económico de la empresa?

Algo similar ocurre con el caso de esos alumnos de Primaria (250, nada menos, según el Ayuntamiento) que se han descolgado del curso escolar por no tener medios para seguir las clases telemáticas. En este caso, el anuncio es de la futura compra de 60 tablets. ¿Y los otros 190 alumnos, seguirán descolgados? Se van a invertir 12.000 euros en comprar 60 tablets. ¿Y si se hubieran aportado los otros 38.000 euros por parte de Eléctrica de Cádiz, a razón de esos pocos céntimos que han descontado a cada gaditano, para comprar las 190 tablets que faltan para que todos los niños de Primaria en Cádiz puedan seguir con normalidad su educación?

A veces parece que los políticos buscan más el anuncio y la medida rimbombante que lo verdaderamente necesario para el buen desarrollo de la ciudad. Y de los ciudadanos. Los partidos se pierden demasiado en ver quién hace más (o quién hace menos, que también se ha convertido en esa la guerra política en los últimos tiempos). Y estos no son tiempos para buscar votos ni jugar a la política con medidas que carecen de medida. Son tiempos de responsabilidad, seriedad, compromiso y mirar, de verdad, por las necesidades que el coronavirus está sacando a la luz.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios