Crónica personal

Pilar / cernuda /

Madrid, Madrid, Madrid

MARIANO Rajoy, aseguran personas de su entorno, da más importancia a la alcaldía de Madrid que a la presidencia de muchos gobiernos autonómicos. Madrid, además de la capital, lo que convierte a su alcalde en una autoridad con importante presencia política y mediática, es un símbolo para un partido, influye más la alcaldía madrileña que la mayoría de los ministros, y no digamos otros altos cargos de relumbrón pero de escasa trascendencia.

Dicho esto -que es lo que dice la gente de Rajoy-, no puede sorprender que el presidente de Gobierno y presidente del PP esté muy pendiente de todas las noticias relacionadas con el Madrid Arena, no sólo porque se trata de un asunto, una tragedia, que afecta profundamente a cualquiera con un mínimo de sensibilidad, sino también porque la alcaldesa de Madrid no es un nombre más en el PP: Ana Botella es amiga personal de Mariano Rajoy y de la mayoría de los dirigentes del partido y además, y no es cosa menor, es la mujer de José María Aznar.

No es un secreto para nadie que el PP sólo puede mantener la alcaldía de Madrid si gana las elecciones por mayoría absoluta, y con esa premisa hace tiempo que la dirección del partido explica que el candidato o candidata saldrá de un sondeo previo que indicará quién es la persona capaz de lograr mayor respaldo. Había quien confiaba en que Botella se haría con el cargo y con el apoyo popular una vez que transcurriera cierto tiempo en el mando, pero ahora se descarta esa posibilidad. El caso Arena se ha convertido en un escollo que impedirá no ya que logre la mayoría absoluta, sino incluso que gane las elecciones, según cuentan en las alturas del partido. La dimisión de Villanueva tampoco le ha venido bien, porque ha sido dimisión cuando -afirman dirigentes del PP- debería haber sido cese, semanas atrás, promovida por la alcaldesa, que no reaccionó con la contundencia debida.

Nada se sabe sobre la candidatura porque, insisten, saldrá de un estudio elaborado por profesionales; pero los nombres a analizar los pondrá el partido. ¿Estará Esperanza Aguirre en la lista, como propugnan la mayoría de los militantes madrileños del PP ? ¿Ana Mato, como quieren algunos dirigentes nacionales? ¿Dancausa? ¿Y qué tal Soraya? Porque, cuentan por el partido, importa tanto Madrid que Rajoy podría pedirle a su brazo derecho, a la mujer en la que más confía, la que lleva el día a día del Gobierno, que le hiciera el favor.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios