El Palillero

José Joaquín / león

Locos por la Zona Franca

NADIE se pregunta en serio por qué Andalucía es la comunidad autónoma con más paro de España y por qué la provincia de Cádiz está a la cabeza. Sin embargo, seguimos cometiendo los mismos errores. Uno de los más obvios es echar las culpas a los demás, sobre todo a los gobiernos de la nación, sea el que sea. Cádiz se siente maltratada desde el tiempo de los fenicios. De vez en cuando recibe un privilegio, como el traslado de la Casa de la Contratación desde Sevilla en 1717, o el puerto franco en 1829, o la Zona Franca en 1933. Y entonces se dice que salvará a la ciudad. Con el tiempo, esto no es Jauja y Cádiz se vuelve a sentir maltratada. Este sentimiento de agravio gusta aquí.

Una cuestión vinculada es la rivalidad. En Cádiz la tenemos con Sevilla, la provincia más cercana. Pero en el resto de Andalucía pasa igual. Esta semana se han indignado en Granada por la inauguración de dos líneas del Metro en Málaga, mientras el suyo aún no funciona. En Sevilla se han enfadado porque sólo cuentan con una línea de Metro y está paralizado. En Cádiz, donde no hay Metro ni se le espera, se han indignado tremendamente porque se ha aprobado una Zona Franca en Sevilla, lo cual ya se sabía. Por supuesto, se ha recordado que será la muerte para Cádiz. Lo curioso es que políticos de los mismos partidos arremeten en una ciudad contra lo que defienden a 100 kilómetros. O sea, que aplican un populismo de taifas y tratan a los ciudadanos como tontos. O como locos. ¿Se atreve el PSOE a decir en Sevilla lo que dice aquí? ¿Se atrevería a suprimir la Zona Franca de Sevilla, si vuelve a la Moncloa? Pues entonces.

La Zona Franca de Sevilla ha nacido con división y peleas. Porque el alcalde Zoido es del PP y la Autoridad Portuaria está controlada por el PSOE. El problema es de miopía y oportunismo, pues lo lógico hubiera sido extender la Zona Franca de Cádiz a Sevilla y que fueran una sola. Si tiene negocios y proyectos en Algeciras, se debe recordar que Sevilla está a semejante distancia. Pero como no hay planificación, así nos va.

Y no se despisten. El gran peligro para Cádiz no es la Zona Franca de Sevilla, sino el presunto dragado del río Guadalquivir, que hundiría al Puerto gaditano. Se debe evitar, pero no por la competencia, sino porque es una barbaridad ecológica y se cargarían Doñana. La Junta, donde gobierna Susana Díaz, que es sevillana, aún no se ha negado de un modo rotundo y tajante a ese dragado.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios