La ciudad y los días

carlos / colón

Lenguas sueltas

SÓLO han pasado dos días desde que el consejero de Justicia e Interior de la Junta -como se comentaba aquí ayer- se refiriera al caso de las supuestas irregularidades en cursos de formación como "un bulo" que "lo único que hace es perjudicar a Andalucía y a los intereses de los andaluces", afirmando que "como mucho" las irregularidades investigadas sólo alcanzarían 1,5 millones de euros y que por ello hablar de "otro fraude masivo" es "ensuciar, insultar y echar tinta negra sobre Andalucía". Sólo han pasado dos días de estas declaraciones, decía, y se hace público que la Fiscalía Superior de Andalucía, a partir de los informes policiales, considera que puede haber indicios de delito en las irregularidades detectadas por la Cámara de Cuentas en las subvenciones para cursos de formación a parados, que se han detectado numerosas irregularidades -entre ellas la concesión de ayudas por valor de 49 millones de euros "sin justificación alguna"-, que se observa un "manifiesto desorden" en la concesión de ayudas o que "las responsabilidades son numerosas, persistentes y graves".

Pues vaya con el bulo, vaya con los "como mucho" 1,5 millones de euros, vaya con lo de ensuciar la imagen de Andalucía hablando torticeramente de otro fraude. Así estamos. Con la lengua suelta incluso entre quienes tienen las más altas y serias responsabilidades en la gestión de la cosa pública.

Tan suelta como la de Soraya Rodríguez, que hace graves acusaciones a su tocaya Sáenz de Santamaría en el pleno del Congreso para después no poder ratificarlas con pruebas, citando al ser preguntada en los pasillos fuentes vagas e imprecisas. Se comprende que Sáenz de Santamaría reaccionara con lo de "en mi puta vida". Vistas las pruebas que aportó Soraya Rodríguez para fundamentar sus acusaciones, es justificable el cabreo.

Y se comprende que los socialistas estén nerviosos. Yo también lo estaría si mi candidata fuera Elena Valenciano, si se fuera superando la crisis, si pese a las impopulares, duras y no siempre acertadas medidas del Gobierno el PP sacara una ligera ventaja en las encuestas y si el horizonte europeo fuera el de la coalición entre Angela Merkel y los socialdemócratas o el del primer ministro socialista de Francia llevando a cabo una severísima política de recortes: 50.000 millones de euros en los próximos tres años. Ni la Europa liberal ni la socialista parecen ir por el camino del PSOE.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios