EL ALAMBIQUE

Rafael / Gómez / Ojeda

Isla y tesoro

EN la pasada feria del libro volvió a estar presente el clásico La Isla del Tesoro. Este año, media docena de actores ha puesto en escena una nueva versión de la famosa novela, sin que falten los piratas sin ron, pata de palo, garfios o parches en los ojo. En la Isla de León había un tesoro que era propiedad de muchas personas, pero unos piratas de corbata, guante blanco y mucha cara dura, lo ha mermado a la vista de otros muchos que miraban por el catalejo. 7.700 millones de euros son muchos millones de pesetas. No lo han sustraído a punta de arcabuz, espadas o cimitarra; se lo han llevado poco a poco durante más de cinco años sin que nadie se percatara de ello. Increíble. Insólito. Imposible. Han fallado todos los mecanismos de control y nadie es culpable. Dicen que son unos altos funcionarios y los políticos encargados de custodiar el público tesoro, declaran que se han llevado las manos a la cabeza, mientras otros se las llevan a los maletines. En los ayuntamientos existen secretarios generales, interventores, tesoreros, y la obligación de presentar la liquidación de los presupuestos; a pesar de todo, adiós divino tesoro. Hay quien cree comprender a esos altos funcionarios, si es verdad que son ellos los piratas, porque según vemos en los medios casi a diario, esos mismos tesoros son robados por alcaldes y concejales sin que les pase nada serio. Unos días de escándalo, alguna vueltecita por comisaría, una esporádica visita a una prisión, pero el dinero se lo llevaron, lo tienen a buen recaudo y cuando pasa la tormenta, a disfrutarlo porque a ninguno de ellos les han obligado a devolver lo que es del pueblo, si acaso alguna ridícula cantidad para cubrir el expediente. ¿Por qué un funcionario no puede hacer lo mismo que los políticos con las mismas consecuencias? Y aquí entra en escena la castiza hipocresía; ya hay quien exige que todo el peso de la ley caiga sobre esos malditos piratas. ¿No hay ningún partido que los proteja? Pobrecillos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios