El Palillero

Homenaje a las víctimas

Le han dado mucho trabajo a la Virgen del Carmen por lo que viene bien que recuerden a las víctimas en su día

Se suele decir que Dios escribe derecho con renglones torcidos. Con eso se recuerda que el mundo no es un paraíso, pero que las cosas van pasando de modo que aparecen salidas donde no las había. A veces se acierta por error, o sin darnos cuenta. Es lo que le ha pasado al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, que ha fijado el 16 de julio para el Homenaje de Estado a los fallecidos, y también a las personas que han luchado contra el coronavirus. Ese día 16 de julio (como todo el mundo sabe en Cádiz y sus municipios costeros) es la fiesta de la Virgen del Carmen. Además de ser la Estrella de los Mares para los náufragos, es la Mediadora que con su Escapulario salvará a quienes tengan fe. En esta pandemia le han dado mucho trabajo salvífico, por lo que viene bien que las víctimas sean recordadas en su día.

El Homenaje fue anunciado por el presidente Sánchez, en el debate del miércoles en el Congreso, durante la bronca por el número de fallecidos. Habló de los "27.000 compatriotas" que han perdido la vida, y añadió que gracias a sus medidas se han salvado otras 450.000 vidas. Los números fueron discutidos. Los 27.000 compatriotas están congelados desde hace varias semanas, cuando al doctor Simón se le averió la calculadora de muertos. Y las 450.000 vidas se han salvado por el sencillo procedimiento de dejar a todos los españoles de todas las edades encerrados en sus domicilios durante más de dos meses de privación de libertad (aunque con permiso para pasear a los perros), mientras los sanitarios se jugaban la vida a diario, los ancianos se morían a cientos en las residencias, etcétera.

Se entabló un debate, en el que Pablo Casado situó el número de muertos del coronavirus en 43.000 y Santiago Abascal lo subió a 48.000. No se sabe cuántos son. No se sabe a cuántos compatriotas van a homenajear el 16 de julio, fiesta de la Virgen del Carmen, que saca a las Ánimas Benditas del Purgatorio, y el que no lo crea que se escape solo. Pero sí se sabe que ha invitado al presidente del Consejo Europeo, Charles Michel; a la presidenta de la CE, Ursula Von der Leyen; y al presidente de la OMS, Thedros A. Ghebreyesus. A este último no se sabe por qué lo invita, pues se han lucido, y algo han contribuido a engrosar las cuentas.

Tras la suspensión de las procesiones del Carmen, el 16 de julio tendrá un significado especial: el Homenaje de las Víctimas. En los momentos de soledad, siempre queda el brillo lejano de la Estrella de los Mares, titilando sobre la noche oscura de las almas. No, no estaban solos cuando murieron.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios