Opinión

Fernando / J. Díaz

Errores y limitaciones

EL mercado de invierno se ha ido con la misma pena que se fue el de verano. Si la sensación en septiembre apuntaba a las dudas, ahora sucede tres cuartos de lo mismo.

A Roberto Suárez le está tocando bailar con la más fea. Pero entre todas, el asturiano está eligiendo a la peor. Con la llegada del frío no ha sido capaz de hacer olvidar los malos sudores del verano. David González, Daly y Hugo García son tres buenos ejemplos. Los dos primeros han salido por la puerta de atrás. Vidakovic ni Jose han confiado en ellos, por lo que el fracaso es rotundo. Y no vale decir que las salidas han sido a coste cero, pues lo que faltaba es que después de no aportar nada sobre el césped se marcharan con las alforjas llenas. Hugo García no se ha ido pero su futuro de amarillo es negro. No entra en los planes de nadie en el club. Otro fracaso.

Germán se une a la lista de decepciones. Se ha ido tras jugar sólo en la Copa y los amistosos. Para evitar un revés en el futuro, el club se reserva una opción de repesca por lo que pudiera pasar. Pero, ¿de verdad se cree en el isleño?

Moke es otro refuerzo de la era Suárez, aunque más bien del interés de Vidakovic (¿para qué?) que se está pegando algo más que los lunes al sol. Un experto informador isleño ya me avisó en julio que no era un jugador para un Segunda B con aspiraciones de ascenso.

Con un plantel más corto y enfadado que en septiembre y con dudas en muchas demarcaciones, el invierno ha dejado un parado menos y una promesa más para aburrirse por culpa de una gestión equivocada a pesar de las muchísimas limitaciones económicas. Hace una década Juan Antonio Sánchez y Carlos Orúe hicieron historia sin un duro y con cantera.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios