la fábula

Juan / Antonio / Micó /

Educación universitaria

EL tema de la educación de nuestros niños y jóvenes parece que termina en la Escuela Secundaria, al menos por lo que a leyes se refiere. Hablamos de asignaturas como Educación para la Ciudadanía y nos pronunciamos sobre si estamos a favor o en contra. Sin embargo, cuando hablamos del periodo de estudio que los jóvenes siguen en la Universidad, en vez de hablar de Ciudadanía, hablamos de Espacios de Educación Superior, que no es lo mismo que hablar de Superior Educación, invirtiendo los términos. A veces incluso sería mejor llamarla Inferior Educación. Cuando se llega a la Universidad, ni se deja de ser ciudadano, ni tampoco se debe dejar de aprender a ser educado, toda la vida hay que estar aprendiendo a ser educado. Puede que estemos hablando de otro tipo de educación, pero al final no deja de ser educación. Con el paso del tiempo se ha producido una transformación de los hábitos de educación en los jóvenes que llegan a la universidad. Y no creo que sea debido a que les ha faltado alguna asignatura en ciclos anteriores de enseñanza, se debe simple y llanamente a que la educación está dejando de ser un valor prioritario en la formación universitaria. La Educación Superior que clama el Tratado de Bolonia, no es sinónimo de Superior Educación, insisto. La universidad debe ser el lugar donde se ponga en práctica los comportamientos educativos aprendidos en ciclos de enseñanza previos, pero no es así. Sin entrar a analizar los motivos por los cuales la EDUCACIÓN, con mayúsculas ha abandonado nuestras aulas universitarias, lo cierto es que cada día es más frecuente ver que la entrada de un profesor en el aula no se acompaña de un respeto hacia su persona, independientemente de su condición de profesor. El murmullo en la clase ajeno a la palabra del profesor y la mirada fija con la cabeza inclinada sobre un teléfono denominado "inteligente" que el alumno no deja de teclear mientras el profesor intenta dar su clase, se ha convertido en algo muy usual en nuestras aulas. Bien es cierto que no todos los alumnos son así y también que hay profesores que tampoco son un modelo de educación.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios