Con la venia

Fernando / Santiago

Decálogo (de cinco puntos)

1Leí con atención el encuentro digital con el alcalde de Puerto Real. Este hombre no tiene problemas de autoestima, lo cual es para quedarse tranquilo porque no va a tener que ir al psicólogo ni va a necesitar medicación. Qué alivio. Supimos por él mismo que es "insobornable, honesto, eficaz, ilusionado, ético, luchador". No sabemos si a su hermano le ha afectado la crisis del ladrillo, pero si en la familia todos tienen tan alto concepto de sí mismos es seguro que afrontará la adversidad con optimismo. Qué peso nos hemos quitado de encima.

2. Antonio Roldán sigue con la metáfora del cambio de actores en Chiclana. Es curioso porque él tuvo un resultado en Conil similar al de José María Román en Chiclana pero en su pueblo no ve la necesidad de cambiar de actores. Todo ello sazonado con algunas referencias a Paul Newman para aprovechar el tirón del momento, aunque más bien llega uno a la conclusión de que Antonio Roldán se da un aire a Omero Antonutti, quizás en "Padre padrone".

3. Los padres de la Inmaculada quieren enviar a sus hijos a un colegio al otro extremo de la ciudad y que todos paguemos el transporte. ¿No sería mejor que lo mandaran cerca de su casa o que ellos mismos pagaran su capricho? Antes Defensa se hacía cargo de los gastos. Este año el centro ha pasado a la Junta de Andalucía junto con el resto. ¿Por qué no hay transporte escolar para el resto de los niños de la ciudad y sí lo tiene que haber para La Inmaculada? Todo ello, por supuesto, salvo que un juez diga lo contrario.

4. Está bien que haya monitores para niños con problemas en el Celestino Mutis ¿para cuándo se va a pedir algo parecido en San Felipe? ¡ah! , se me olvidaba que allí no entran niños así a no ser que lo diga un juez.

5. Se han hecho famosas las croquetas de Puri con las que el Gobierno pretendía vender bonos del Tesoro. A las feministas no les ha gustado porque el anuncio tiene un aroma machista. Se ve que Pedro Solbes anda un poco liado con la crisis si no hubiera preguntado y sabría que las croquetas son industria pesada de Cádiz. En sus múltiples variantes, desde las de bechamel hasta las "cocletas" del puchero. En vez de mirar si el anuncio degrada a las mujeres se podía haber formulado en referencia a las rancias tradiciones gaditanas , desde la elaboración al consumo masivo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios