Muere Jesús Quintero Cuando una chirigota del Carnaval de Cádiz se disfrazó del Loco de la Colina

Crónica levantisca

juan manuel marqués perales

Cs, en peligro

Cs corre el peligro de ser otra UPyD, pero tiene un colchón de dos años, hasta las elecciones de la Junta de Andalucía

El fracaso electoral de Ciudadanos en su Israel hubiera obligado a varias dimisiones si no fuese porque una salida de Inés Arrimadas supondría la extinción de facto del partido liberal. La debacle ha sido tan grave que esto no lo soluciona una honrosa dimisión. Arrimadas fue la anterior candidata a la Generalitat y se empeñó en promover a Carlos Carrizosa sobre Lorena Roldán, pero el error estructural de Ciudadanos viene de atrás, de cuando Albert Rivera traicionó los principios originales del partido, basados en la colaboración con las grandes siglas nacionales para liberar a los Gobiernos del yugo de los nacionalistas e independentistas. Rivera se negó a apoyar al Gobierno de Sánchez, a ser su vicepresidente, y dejó al PSOE en manos de ERC, PNV y Bildu. Un error histórico comparable al apoyo del andalucista Rojas Marcos al modelo autonómico descafeínado con el que Adolfo Suárez quiso reconducir el lío del referéndum del 28-F.

Este inmenso error, que fue subrayado en esos momentos por fundadores de Ciudadanos, como Francesc de Carreras, tiene un largo alcance. Arrimadas intentó solventarlo con la aproximación de su partido al proyecto de Presupuestos Generales del Estado de 2021, pero los socios de Sánchez prefirieron a ERC y a Bildu, que son sus compañeros ideológicos en las repúblicas nacionales a las que aspiran en detrimento de España.

Ciudadanos corre peligro de ser otra UPyD, pero tiene casi dos años de colchón para recomponerse, hasta que lleguen las elecciones andaluzas. La dirección de Inés Arrimadas tiene hecho ya el diagnóstico de la situación de los naranjas en el Gobierno de Juanma Moreno y en Andalucía. Olvídense de si Juan Marín es o no es el candidato, eso se resolverá en su día, no es el asunto. El déficit de Ciudadanos es de rentabilización en el Gobierno, no sabe sacarle el provecho. Si el Ejecutivo de Juanma Moreno fuese mal en los sondeos, el problema sería de gestión, pero es que mientras el PP sube, Ciudadanos baja.

¿A qué se debe? En parte a inexperiencia -Ciudadanos es un partido de objeto nacional, nació para eso, por lo que los detalles locales no los maneja- y en parte a su concepción inmaculada de la política, porque los partidos se forjan desde las instituciones, con cargos, puestos y prebendas. Y, luego está la ubicación. Ciudadanos tiene que ser capaz de pactar tanto con el PSOE andaluz como con el PP. Con condiciones y líneas rojas, pero con ambos.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios