LÍNEA DE FONDO

Manuel Galvín / Serrano / /

Cibercadismo de nueva era

El fervor por el color amarillo puede vivirse a través de la red a miles de kilómetros del templo cadista

En ocasiones los aficionados al fútbol no comprenden como se puede sentir por los cuatro costados un equipo que no es de tu ciudad, que traspasa tu espacio físico. Con el mundo globalizado de internet esto parece estar cambiando, el cadismo puede vivirse fácilmente desde el frío norte al que tantas alusiones hacen las chirigotas normalmente para ironizar. Entrar en el archiconocido canal de vídeos, youtube, te hace vibrar desde el Fondo Sur, te hace rememorar goles de ascensos. Aquel memorable gol de Oli en Chapín que hizo estallar todas las pasiones de los gaditanos, también rompe el llanto de otros aficionados que han logrado sentir la cercanía del cadismo gracias a navegar por la red. La piel se le eriza a cualquiera que sienta mínimamente la pasión del fútbol tras contemplar imágenes de las vivencias cadistas en aquel día glorioso en Jerez. Es el lado interesante de la red, la parte positiva, la derogación de las fronteras.

Cualquiera puede hacerse eco del ingenio de la afición. En épocas para echarse a llorar y esconder la cabeza algunos se dedicaban a correr tras un linier bajo la lluvia, eso ocurrió y pasó en el Carranza. Especialidades de la casa que transforman en amarillos los corazones aunque vivan en un remoto pueblo del País Vasco, por ejemplo. Asimismo desde Fondo Sur también hemos vivido grandes momentos sin ni siquiera haber estado allí, como el ascenso contra el Real Unión de Irún, con aquel gol de Toedtli. A la invasión de la capital del reino, en aquellos tiempos de Primera, acudieron 8.000 cadistas a vitorear a su club en épocas de carnaval y cantando aquello de qué bonito está mi Cai. En la red se puede revivir algo magistral y emotivo. Otra manera de asistir a los grandes momentos, de forma indirecta, pero que al fin y al cabo permite lograr una representación de aquella realidad que no pudo ser vista por el propio ojo humano. Y que además hace incorporar una pasión más a la lista, la del cadismo.

MÁS ARTÍCULOS DE OPINIÓN Ir a la sección Opinión »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios